Durante el 2017, las instituciones microfinancieras enfrentarán complicaciones, como la falta de fondeo principalmente de la banca comercial; sin embargo, la demanda de productos financieros por parte de la base de la pirámide poblacional continuará por lo que la sociedad financiera popular (sofipo) Te Creemos se dice optimista para tener en este año un crecimiento similar al del 2016.

De acuerdo con Jorge Kleinberg Druker, director general de Te Creemos, aunque en este 2017 hay temas puntuales que podrían complicar el desarrollo de las instituciones de microfinanzas, como las alzas en las tasas de interés de referencia, la sofipo a su cargo no se detendrá y continuará con sus planes, entre los que se encuentran una próxima bursatilización de su cartera que oscilará entre los 400 y 500 millones de pesos.

El año pasado hubo alzas en la tasa de referencia en más de 200 puntos base para ubicarse al cierre del 2016 en 5.75% , pero Te Creemos no hizo ningún movimiento (en el costo de sus créditos) pues con el crecimiento institucional que hemos tenido, hemos logrado tener un escudo contra este tipo de movimientos , explicó Kleinberg Druker, quien agregó que la tasa mensual de los préstamos que ofrece va de 2.5 hasta 5%, la cual no se moverá durante este año.

El directivo recordó que durante el 2016, la sofipo adquirió dos microfinancieras, Felicidad y FINCA, lo que impulsó su crecimiento, que fue de 60% durante el año anterior.

La proyección original para el 2016 era tener un crecimiento orgánico de 25% (...) pero con las dos adquisiciones logramos crecer otro 35% más, realmente el crecimiento en el 2016 fue de 60% , aclaró.

Con respecto a sus expectativas para el 2017, Kleinberg Druker expresó: En general, será un año complejo (...) El mercado de las microfinanzas, por el lado de la demanda no tendrá una disminución, se seguirá requiriendo ahorro y crédito. Nuestra clientela se encuentra en las actividades más básicas de la economía y esas, suba o baje ésta, se tienen que seguir realizando .

Del lado de la oferta añadió como en las épocas de crisis vemos que se restringe normalmente la liquidez (fondeo) cuando vienen este tipo de incertidumbres (...) Para el 2017, estamos estimando crecer cerca de otro 60%, muy parecido al año pasado, pues cerca de 25% será crecimiento orgánico, y 35% gracias de la compra que proviene del año anterior .

Según el directivo, al cierre del 2017 el saldo de la cartera de crédito de la sofipo sería de 2,400 millones de pesos; en la actualidad es de 1,500 millones de pesos, con un índice de cartera vencida de 1.6 por ciento.

Cuestionado sobre si habría un deterioro en los principales indicadores de la sofipo por el entorno macroeconómico, Kleinberg Druker respondió: Hemos trabajado en tener buena calidad de cartera; sin duda ésta seguirá estando presionada y esto es uno de los factores más importantes que seguimos de cerca (...) Con el ahorro, no vemos un freno, pero tampoco habrá un crecimiento acelerado .

Incertidumbre a largo plazo

En la actualidad, Te Creemos recibe fondeo en gran parte proveniente de la banca de desarrollo y aunque su director general no prevé afectaciones en este tipo de financiamiento, aseguró que la falta de directores generales puede complicar este panorama en el largo plazo.

Estamos fondeados por una gran parte de la banca de desarrollo, con todos tenemos líneas de crédito, nos han hecho ampliaciones (...) nos preocupa la falta de nombramientos, lo bueno es que en el día a día sigue operando, aun sin directores, pero no sabemos qué camino pudiera tomar a largo plazo .

Asimismo, recordó que en el 2016 la sofipo realizó una bursatilización de su cartera por más de 300 millones de pesos.

Al respecto, comentó que durante el primer semestre del 2017, Te Creemos posiblemente realice una nueva bursatilización, entre 400 y 500 millones de pesos de un programa autorizado por 2,000 millones de pesos.

Vamos a poner a prueba la profundidad de mercado que tenemos en México en un año tan complejo pero estamos convencidos de que podemos tener una buena respuesta , expuso el directivo al presentar las nuevas oficinas de la sofipo.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx