Los resultados de una encuesta dados a conocer por la Federación Latinoamericana de Bancos (Felaban), de la cual México forma parte, arrojaron que 39% de los bancos de la región consultados considera a las fintech como un riesgo para su organización.

En el documento “Los servicios financieros digitales en América Latina”, investigación realizada por la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (ANIF) para la Felaban, 55% de los consultados no considera a las tecnológicas como un riesgo para su negocio, y 6% dijo que no sabe.

Para los bancos consultados, las mayores amenazas son en materia de seguridad de la información y riesgo de privacidad (43% del total), así como en la reducción de márgenes de intermediación (47%) y pérdida de clientes (39%), lo mismo que en la reducción de participación de mercado.

Conscientes de dichas amenazas, señala el estudio, los bancos de la región encuestados respondieron estar reaccionando mediante diversas estrategias.

Así, 36% de los encuestados lo hace generando alianzas con las fintech; 29% con programas internos para nuevos desarrollos; 21% con outsourcing de servicios que ofrecen las startups y 9% al adquirir compañías de este tipo. No obstante, 5% no tiene relación de ningún tipo con el sector.

La encuesta también indagó sobre las capacidades que estará demandando la revolución fintech sobre el capital humano del sistema. En este punto se destacaron los requerimientos de orientación hacia el cliente, muy relevante para 65% de la muestra; así como el conocimiento digital y nociones de canales bancarios múltiples.

En cuanto a los desafíos y retos en la prioridad de los aspectos tecnológicos, consideraron como muy relevantes la innovación de productos, automatización de procesos, cultura digital, data analytics y big data, ciberseguridad y canales digitales. Y en materia de desafíos para el desarrollo de la banca digital, destacaron como relevantes modificaciones al marco regulatorio y también el tema de la ciberseguridad.

No se ven como jugadores minoritarios

La encuesta también preguntó sobre cómo se ven los bancos en materia de participación de mercado frente a las fintech en los próximos cinco años. Ninguno se ve como un jugador minoritario para esa fecha.

No obstante, 36% considera que bancos y fintech mantendrán liderazgo en segmentos de mercado diferentes; 34% estima que continuarán dominando el mercado; 15% piensa que compartirán participación en el mismo mercado, y 15% estima que el fenómeno fintech está sobrevalorado.

Pese a estos datos, de acuerdo con la misma encuesta, 63% de los consultados le asigna un grado de disrupción baja a la transformación digital; mientras que 27% le da un grado medio y 10% un grado alto.

En la encuesta de banca digital, participaron 51 entidades bancarias con representación de consideración en países clave de la región: Colombia, Paraguay, Perú, Ecuador, México, Argentina, Uruguay, Brasil y República Dominicana.

“El análisis sobre América Latina evidencia elementos de desarrollo en la oferta digital. Ello es particularmente cierto en transferencias, pagos y giros, con importante penetración en la provisión digital de transferencias bancarias y pago de servicios públicos. Dicha penetración se reduce en el frente del pasivo bancario en lo referente a las aperturas de cuentas corrientes y de ahorro; y aún más en la provisión digital del activo bancario en lo referente al otorgamiento de préstamos”, refiere.