El crédito vigente bancario total se estancó en noviembre del 2012, al registrar un incremento de 8.6% anualizado, cifra similar a la reportada en el mes anterior. Sin embargo, al cierre del sexenio el financiamiento acumuló un crecimiento de 59.9%, según cifras del Banco de México.

La peor caída en este periodo se registró en el 2009, con un una contracción de 7.2% en el financiamiento privado y su mejor año fue el 2007 cuando creció 26.5 por ciento.

Así, el crédito al consumo registró un saldo de 589,800 millones de pesos a noviembre del 2012, lo que representó un aumento de 16% anualizado, incremento similar a 15.9% del mes de octubre del 2012.

En el sexenio, el crédito al consumo –que incluye bienes duraderos y vía tarjeta de crédito- creció 5.1% en promedio cada año y acumuló en el sexenio un crecimiento de 26.1 por ciento.

El sector bancario tuvo un buen desempeño este 2012 y esperamos que, si las condiciones económicas son las más adecuadas, en el 2013 alcancemos un crecimiento del crédito total de alrededor de 15% , confió Jaime Ruiz Sacristán, presidente de la Asociación de Bancos de México.

Dentro de este segmento, el rubro de tarjeta de crédito reportó un incremento de 11.3% anualizado a noviembre del 2012, con un saldo de 266,300 millones de pesos.

En el sexenio, el financiamiento de tarjeta de crédito creció apenas 1.5% en promedio, pero acumulado registra una caída de 0.5 por ciento. El destinado a la compra de bienes de consumo duradero se contrajo 8.7% en promedio durante los últimos seis años y acumuló una caída de 45.7 por ciento.

Esta situación se presentó a pesar de que en noviembre del año pasado, se dio la temporada de ofertas de El Buen Fin, durante la cual los bancos reportaron una facturación de 26,587 millones de pesos, 50% más que lo alcanzando en El Buen Fin del 2011.

Sólo la facturación con tarjeta de crédito del 16 al 19 de noviembre del 2012 fue de 16,469 millones de pesos, 55% más que lo facturado en el mismo periodo del 2011 y tres veces más que lo alcanzando en el mismo periodo del 2010, cuando aún no existía El Buen Fin.

Por su parte, el rubro de otros -que registra el saldo de los créditos personales y de nómina- alcanzó un saldo de 259,800 millones de pesos. Esto es un crecimiento de 25.8% anualizado a noviembre del 2012, por lo que mantuvo la tendencia descendente que registró en todo el año. Sin embargo, este rubro es positivo en el sexenio, ya que en promedio el crecimiento fue de 23.9 por ciento y acumula un crecimiento en el sexenio de 215.1 por ciento.

HIPOTECAS NO SE REACTIVARON

El crédito hipotecario bancario registró un incremento de 6% anual al undécimo mes del 2012, con un saldo 433,900 millones de pesos.

Durante todo el gobierno de Felipe Calderón, el financiamiento a la vivienda creció 9.5% en promedio anual, pero acumulado avanzó 71%; el mejor año fue el 2007, con un crecimiento de 22.3% antes de la crisis; después de ésta, no se volvieron a ver tasas de dos dígitos.

Dentro de este segmento, los rubros de crédito para vivienda media y residencial aumentaron 5.8% y la de vivienda de interés social 6.8% anualizados al cierre de noviembre; en términos sexenales, los crecimientos promedio fueron de 7.6 y 5.7% respectivamente.

El crédito bancario para las empresas creció 5.1% anual al penúltimo mes del 2012, con un saldo de 1.2 billones de pesos. En el sexenio, el financiamiento a las empresas creció 11.6% en promedio.

Crisis afecta al sector privado

  • 7.2% fue la contracción del financiamiento privado en el 2009, siendo la peor caída registrada en el sexenio.
  • 589,800 millones de pesos fue el saldo del crédito al consumo registrado al mes de noviembre del 2012.