Los trabajadores en México se endeudan en promedio hasta con 70,000 pesos con créditos de nómina que les ofrecen los bancos en los que reciben su salario.

De acuerdo con el Banco de México (Banxico) en su reporte más reciente para este producto, a junio del 2018 había en el acumulado 4.28 millones de créditos por un saldo de 217,205 millones de pesos.

El monto promedio de creación del crédito a esa fecha fue de 67,376 pesos, con un plazo promedio de 47 meses y una tasa promedio de 24.4 por ciento.

De ese total, 2.44 millones de créditos fueron otorgados en el último año (de junio del 2017 a junio del 2018), con un saldo total de 150,183 millones de pesos y un monto promedio de 69,310 pesos. Aquí no cambiaron prácticamente ni el plazo ni la tasa promedio.

Estos 69,300 pesos promedio representaron un crecimiento de 8,200 pesos respecto a los 61,100 pesos otorgados en promedio el año previo, es decir, hubo un alza en el monto de 8.5 por ciento.

Sin embargo, con base en información del Banxico, hay otros bancos cuyo promedio de crédito en el último año fue superior. Tal es el caso de Santander, cuyo monto promedio de originación fue de 90,303 pesos, mientras que en Citibanamex fue de 77,274 pesos.

De los 2.4 millones de créditos otorgados en el último año, 1.2 millones fueron por un importe original de hasta 40,000 pesos (aquí el promedio fue de 18,370 pesos) y 1.2 millones por 40,000 pesos o más (aquí el promedio alcanzó incluso 124,868 pesos), precisó el Banxico.

Cabe recordar que en el 2017 los créditos de nómina registraron una cifra negativa, como consecuencia de que los bancos se mostraron más prudentes con este producto, pero a junio del 2018 el saldo de la cartera había crecido a una tasa real de 2.6 por ciento. De hecho, fue el que más había repuntado dentro de los créditos al consumo a esa fecha. La morosidad se ubicó apenas en 3.0 por ciento.

Los créditos de nómina son los que los bancos otorgan a los empleados y los pagos se les descuentan en automático en cuanto se les deposita el salario a sus cuentas. A junio del 2018 este tipo de financiamiento representaba casi una cuarta parte (23.6%) del portafolio de créditos al consumo de la banca.

Con base en las cifras del organismo central, a menor monto de crédito la tasa de interés es mayor, mientras que a más monto es más baja.

“Al segmentar por montos originales de crédito, la tasa de interés no cambió de forma uniforme. De esta forma, la tasa de interés fue mayor para créditos con importes menores a 40,000 pesos, y menor para créditos con montos mayores”, señaló.

En su documento, precisó que los créditos con un importe mayor a 60,000 pesos acumularon 69.4% del saldo y 34.6% del número de créditos.

De igual forma, cuando se segmentó la cartera comparable por el plazo de los créditos, se observó que los de plazos de entre dos y tres años tienen una tasa menor a la de los créditos con plazos de entre tres y cuatro años, y los de entre uno y dos años. “Los créditos con plazos mayores a cuatro años tuvieron una tasa de 6.8 puntos porcentuales menor a la de los créditos con plazos menores a un año”, agregó.

Los bancos que registraron una mayor participación en el número de créditos otorgados en el último año fueron Citibanamex con 661,148 del total; BBVA Bancomer, con 642,621, y Banorte con 556,223.

“Estos participantes concentraron 79.2% del saldo y 76.2% del número de créditos incluidos en el reporte”, sostuvo.

A decir del Banxico las instituciones que concedieron créditos de nómina a las tasas de interés más bajas fueron BBVA Bancomer con 20.7%; Banco Inbursa, con 23.5%, y Banco Afirme y Banorte con 25.1 por ciento.

eduardo.juarez@eleconomista.mx