En el país hay alrededor de 9 millones de burócratas y pensionados o jubilados de los diferentes niveles de gobierno (federal, estatal y municipal) que tradicionalmente no tienen acceso a crédito formal. Consubanco, entidad especializada en este nicho a través del descuento vía nómina, ve un mercado potencial de al menos 5.3 millones.

Consubanco tiene apenas dos años operando como institución bancaria. Nació de la fusión de la primero sofol y luego sofom Consupago y Banco Fácil.

Hoy tiene apenas 230,000 acreditados activos y una cartera vigente que asciende a 4,200 millones de pesos. Por ello, el director general de la entidad, Carlos Fuentevilla, considera que el mercado potencial es alto.

Es un nicho que sigue siendo potencial. Parte de nuestra estrategia es la inclusión financiera; 20 o 23% de nuestras originaciones de crédito son de clientes que nunca han tenido un producto bancario; se están bancarizando. Estamos haciendo una labor de inclusión financiera y de atención a un sector poco atendido, pero sumamente valioso , destaca.

El banquero puntualiza que entre burócratas, jubilados y pensionados del sector público, el universo es de más de 9 millones de individuos en el país, de los cuales sólo una mínima parte recibe atención financiera.

Es un sector que no tiene acceso (al crédito) y es una manera de atenderlos y tienen una fuente de fondeo rápida. Una de nuestras ventajas es que originamos una solicitud de crédito en 24 horas, en el entendido de que los clientes requieren estos recursos, un crédito no se pide para dentro de tres años. Son necesidades inmediatas y yo creo que cumplen un factor muy importante en esta integración , expuso.

Hoy son principalmente sofomes no reguladas las que ofrecen este tipo de créditos a empleados y jubilados del gobierno, a través de convenios con las dependencias. La ventaja de este producto es que el pago del financiamiento se descuenta (previa autorización del acreditado) de la nómina, lo que genera poca morosidad; sin embargo, las autoridades han advertido que el riesgo está en que los clientes se sobreendeuden con otras fuentes de financiamiento.

A ello, el director de Consubanco destaca que al ser un banco, la institución que encabeza cumple con la regulación completa y actúan con transparencia, además de que cuentan con una estrategia y procesos bien definidos en cuanto a otorgamiento del crédito y la cobranza.

Respecto de la proliferación de empresas de crédito de nómina, principalmente sofomes, Fuentevilla ve bien la competencia, aunque indica que la regulación derivada de la reforma financiera depurará al sector y solamente quedarán en el mercado las instituciones que hagan bien las cosas.

Pese a que el 2014 fue un año complicado en materia económica, Consubanco, afirma Fuentevilla, ha crecido alrededor de 30% en su cartera. Esta institución tiene presencia en prácticamente toda la República y alrededor de 140 convenios con entidades de gobierno en los diferentes niveles. El CAT que cobra está en alrededor de 45 por ciento.

Van por captación

Hasta ahora, Consubanco sólo se ha enfocado a otorgar crédito; sin embargo, Carlos Fuentevilla menciona que a partir del 2015 iniciarán con el servicio de captación, ahorro e inversión, para lo cual ya desarrollan la estrategia sobre los canales y productos que ofrecerán. Aclara, empero, que el nicho será el mismo.

Ahora como banco estamos trabajando en desarrollar y darle a nuestros clientes productos de ahorro e inversión básicos a través de canales propios como correponsalías, a través de tiendas , enfatiza.

En este sentido, comenta que la expectativa de crecimiento de la cartera para el 2015 es menor a 30% obtenido hasta ahora, pues se enfocarán más en impulsar la captación, el ahorro y la inversión entre sus clientes.