Los programas de diferimiento de pagos de créditos y reestructuras lanzados en el 2020 como medida de apoyo a los clientes que se vieron afectados por la crisis derivada de la pandemia de Covid-19, funcionaron bastante bien, pero ahora es clave ver cuándo se volverá a abrir la economía, expresó Jorge Arce, director general de HSBC México.

“La única manera en que se va a abrir la economía, es con un programa eficiente, ambicioso, bien estructurado, bien organizado, de vacunación. Necesitamos vacunas, necesitamos distribuirlas y necesitamos que esas vacunas vayan a los brazos de nuestros compatriotas”, dijo.

En entrevista destacó, no obstante, que las vacunas ya se están distribuyendo y aplicando, y en este sentido confió en que para mediados del 2021, haya avances fuertes, y por lo tanto una parte importante de la economía esté abierta.

Mencionó que, derivado de la pandemia, el año pasado el negocio de HSBC México se vio afectado, principalmente en la calidad de su portafolio, lo mismo que en la utilidad, ello, por la realización de mayores provisiones de crédito.

Resaltó que, aunque el 2021 será un año complicado para la banca, también por las bajas tasas de interés, hay optimismo en que la economía empiece a crecer y con ello el negocio bancario. “Somos optimistas, pero necesitamos que las cosas pasen”.

Jorge Arce detalló, no obstante, que si la situación no cambia y se sigue con semáforos rojos o naranjas intermitentes, habrá una situación complicada, como en el 2020. “Puedo decir que, por lo menos, podría ser algo similar a lo que vimos el año pasado”.

En este sentido, consideró que debe hacerse un manejo adecuado de la pandemia, pero también lo suficientemente rápido.

“Si la controlamos en julio, es muy diferente a si la controlas en octubre”.

Sectores importantes, cerrados

Jorge Arce comentó que hay sectores muy importantes de la economía que están funcionado bastante bien, tal es el caso de las exportaciones, el agrícola e industrial, los cuales incluso están por arriba de los niveles previos a la pandemia.

Sin embargo, abundó, hay una parte importante de la economía que no se ha abierto y sigue sin moverse.

“Esa parte de la economía se tiene que mover, y la única manera en que se puede mover es, primero que nada, que la pandemia se controle”, expuso.

Respecto a las expectativas para el crédito en el 2021, estimó que éste puede retomar su camino de crecimiento —tras seis meses ya con caídas consecutivas—, pues aumenta si lo hace la economía.

“Le va a tomar tiempo, hay una inercia, una fuerza, hay que digerir mucho de los programas que estamos difundiendo, pero al final del día creo que el crédito va a crecer”, dijo.

Carteras despertaron mejor a lo esperado

En cuanto a los apoyos que se han dado a sus clientes durante lo que va de la contingencia, el director de HSBC México, mencionó que, concluidos éstos, las carteras han despertado mejor a lo esperado.

eduardo.juarez@eleconomista.mx