El presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), Luis Niño de Rivera, reconoció que, pese a los avances en la materia, falta por hacer en materia de inclusión financiera. En la inauguración de la Semana Nacional de Educación Financiera 2019, el banquero expuso que hoy existen 476 municipios en el país sin servicios financieros por falta de telecomunicaciones, por lo que la propia banca ya trabaja en este tema.

“Tenemos que construir esa red y para ello estamos trabajando en la ABM, porque llevar servicios financieros y tecnología a comunidades remotas transforma la vida de las personas. Con ellos tenemos que llegar también con educación financiera. Ver cómo usamos mejor los servicios financieros para elevar el bienestar de las familias, de esto se trata el esfuerzo”, señaló.

Detalló que la banca está construyendo un proyecto (del cual ya hay pruebas en municipios de Oaxaca) para licitar con las compañías de telecomunicaciones proyectos que ayuden en esta tarea.

“Para que tengamos la mejor forma de tener esta infraestructura, hay distintos caminos. Podemos usar fibra óptica o comunicación satelital, dependiendo de las zonas; y de ahí ampliarlo al uso de teléfonos celulares. Ya tenemos aplicaciones bancarias en teléfonos celulares; ya tenemos el CoDi, y esto va ayudar”, puntualizó.

Luis Niño mencionó que, como ejemplo de esta baja inclusión financiera, de los 95 millones de adultos, sólo 37 millones tienen una cuenta de ahorro, menos de 50 por ciento. “Necesitamos llegar a todos los adultos (...) Falta inversión en telecomunicaciones”.

Destacó al mismo tiempo que la banca está en un proceso de salto de canales analógicos a digitales, mismo que ha logrado un crecimiento importante en apenas cuatro años.

En este sentido, señaló que el principal reto en materia de educación financiera es llegar cada vez más a un mayor número de personas.

“Porque la educación financiera no es sólo para las clientes, sino para toda la población porque tiene contenido de manejo personal del patrimonio, familiar; en ahorro, en gasto, en crédito y en fijar prioridades dependiendo del ingreso, en que deben destinar sus recursos, y eso es beneficioso para todo el mundo”, mencionó.

[email protected]