Durante el 2020, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) otorgó 39,758 financiamientos bajo la modalidad Unamos Créditos, por la cual dos personas sin relación jurídica pueden juntar el saldo de su subcuenta de vivienda para obtener un crédito de mayor monto.

De acuerdo con el organismo, los financiamientos otorgados permitieron la adquisición de 19,879 viviendas con un valor promedio de 695,806 pesos y se generó una derrama el año pasado de más de 11,000 millones de pesos bajo esta modalidad.

“La alta demanda de esta alternativa de financiamiento propició que la meta original de colocación de Unamos Créditos para el 2020 de 14,000 hipotecas fuera superada en 184%, dando acceso a las y los trabajadores de menores ingresos a una vivienda adecuada”, detalló el organismo en un comunicado.

El organismo precisó que, al cierre del 2020, 67% de las hipotecas que se ejercieron bajo esta modalidad fueron otorgadas a derechohabientes con ingresos menores a 3.3 UMA, es decir, aquellos que ganan poco más de 8,000 pesos mensuales.

Datos del mismo instituto arrojan que 65% de los acreditados que accedieron al esquema se concentró en Quintana Roo, Nuevo León, Estado de México, Jalisco, Baja California, Guanajuato, Chihuahua, Coahuila, Querétaro y San Luis Potosí.

Según el Infonavit, los requisitos para tramitar una hipoteca bajo esta modalidad son los mismos que se solicitan para obtener un crédito tradicional, ya que cada uno de los acreditados es evaluado de forma individual y ambas personas deben cumplir con los criterios de elegibilidad, es decir, tener una relación laboral vigente y cumplir con los 116 puntos de precalificación.

El Infonavit apuntó que los créditos otorgados en este esquema son a pesos, con una tasa de interés fija de 12% anual y aplica un complemento de pago, que es un mecanismo por el cual el organismo disminuye la tasa real de los créditos para aquellos trabajadores que ganan hasta 6.5 UMA.

kg