Ante versiones que califican a las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) como riesgosas para manejar el ahorro de las personas, Caja Popular Mexicana, la entidad más grande de este sector, defendió su compromiso con el manejo de los ahorros de sus más de 2 millones de socios.

“Actualmente nos regula la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el Banco de México y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público; además, informa sobre todas sus actividades y servicios a la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros”, explicó la socap.

De acuerdo con esta entidad, Caja Popular Mexicana es una de las 157 socaps autorizadas que existen en el país. “En éstas se concentran cerca de 90% de los activos de todos los socios de cajas populares que existen en México”, puntualizó.

La entidad recordó en un comunicado que sólo las socaps autorizadas y supervisadas por la CNBV participan y cuentan con la cobertura de la cuenta de seguro de depósitos que cubren los ahorros de sus socios hasta por un importe de 25,000 Udis; es decir, hasta 146,000 pesos por ahorrador.

Caja Popular Mexicana, la cual tiene 66 años de existencia, indicó que desde 1995 cumple con los requerimientos que las autoridades federales le establecieron para operar dentro del marco legal del sistema financiero mexicano.

“Apoyados en la cultura de la ayuda mutua y la mejora constante en la calidad de vida de los asociados, Caja Popular Mexicana suma al mes de octubre de este año 2 millones 306,799 socios”, detalló la entidad.

Según la socap, acerca servicios de ahorro y crédito a personas que pueden o no tener comprobantes de ingresos, pero sí una actividad económica constante y legal, lo que significa un impulso a las micro, pequeñas y medianas empresas que son el motor de sus comunidades.

Adicional, agregó, a la generación de movimiento económico, somos receptores de remesas, con lo que acercamos familias eliminando fronteras, al otorgar este servicio sin costo. Al mes de octubre, la cooperativa ha pagado 389,676 depósitos de mexicanos fuera del país, sumando 3,648 millones 745,299 pesos.

En los últimos días se han manejado versiones de que algunas socaps son inseguras, lo que ha hecho que exista temor en los socios de las cooperativas autorizadas.