Para el próximo año, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), dos órganos supervisores de las entidades financieras mexicanas, tendrían una disminución de plazas y por ende de su plantilla laboral, según lo propuesto en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PPEF) 2020.

De acuerdo con la propuesta, la CNBV, a cargo de Adalberto Palma Gómez, tendría 1,661 plazas aprobadas para el 2020, esto es 101 menos que las 1,762 que originalmente le fueron aprobadas para este 2019; mientras que la Condusef, que encabeza Óscar Rosado, tendría 699 plazas aprobadas, es decir, 33 menos respecto a las 666 de este 2019.

El recorte en el número de plazas dentro de la CNBV se daría en la zona económica número 1, donde se ubican los funcionarios de alto y medio rango. En dicha zona, se prevé que para el próximo año la comisión tenga 1,158 burócratas contratados, es decir, 101 menos respecto a los 1,259 que se le aprobaron para el 2019.

Para el próximo año, el PPEF prevé un recorte de casi 500 plazas de la llamada burocracia dorada en todas las dependencias gubernamentales, que son las direcciones generales adjuntas, la CNBV sólo cerraría tres plazas de este rango. En el 2019, a la CNBV se le aprobaron 150 plazas de direcciones generales adjuntas

El recorte del número de plazas dentro de la Condusef para el 2020 también se daría en la zona económica 1, pasaría de 187 plazas aprobadas en el 2019 a 154.

Recortes con riesgo

Para Mario Di Costanzo, expresidente de la Condusef, el recorte en el número de plazas en este organismo dejaría a la institución prácticamente deshabilitada para ejercer sus funciones de supervisión de transparencia en los contratos que ofrecen las entidades financieras en el país.

“Para mí dejarían a la Condusef totalmente deshabilitada para poder atender sus funciones. Si no mal recuerdo, yo deje a la Condusef, a finales del 2018, con 734 plazas; con este recorte, prácticamente es desvalijar a la dependencia, de ninguna manera se pueden hacer las mismas cosas que se venían haciendo”, explicó Di Costanzo en entrevista.

Asimismo, Di Costanzo comentó que también es de preocupar la disminución en el número de plazas dentro de la CNBV, pues tendría un impacto negativo en la supervisión que se realiza del sistema financiero mexicano.

De acuerdo con el PPEF 2020, la CNBV tendría un recorte en su presupuesto de 16.3% en términos reales respecto a lo aprobado para este 2019; en la Condusef la disminución sería de 2% anual.