Ante el aumento de la digitalización en materia de pagos, la firma Mastercard ha detectado que tecnologías como el uso de biométricos, criptomonedas o el código QR, han ganado terreno en el actual contexto.

La firma presentó su estudio “Mastercard New Payments Index”, el cual abarca el comportamiento de 18 mercados (entre ellos México), y arrojó que 93% de las personas en el contexto de la contingencia sanitaria se plantea usar al menos un método de pago emergente, como las criptomonedas, tecnologías biométricas, pagos sin contacto o el código QR.

Según la firma, 72% de las personas confirmó haber probado un nuevo método de pago durante el 2020, especialmente desde el inicio del confinamiento, lo cual no habría hecho en circunstancias normales y demuestra que la pandemia ha impulsado a las personas a probar nuevas opciones para la liquidación de productos o servicios.

De acuerdo con el análisis, estos resultados demuestran que debe de haber una mayor adopción por parte de las empresas de más opciones para comprar y pagar, pues más de la mitad de los consumidores en América Latina (59%) afirman que evitarían las empresas que no acepten pagos electrónicos de ningún tipo.

El estudio concluye que, a más de un año de la pandemia, los pagos sin contacto continúan con su poder de permanencia y dinamismo, pues en el primer trimestre el 2021, la firma registró 1,000 millones más de transacciones sin contacto respecto al mismo periodo del 2020, con un impulso particular en Brasil y Estados Unidos.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx