En los últimos años los servicios que ofrece la banca en México y en el mundo han cambiado vertiginosamente. La evolución ha pasado de una forma tradicional de servicio en sucursal, a la banca por teléfono, después la banca electrónica, ahora los servicios financieros se comienzan a ofrecer en dispositivos móviles, al tiempo que las instituciones financieras comienzan a utilizar datos biométricos como medio de identificación de sus clientes.

Al ritmo al que avanza la tecnología, los servicios bancarios tradicionales han evolucionado.

Por un lado han aumentado y se llevan a cabo de forma más rápida y simple. Por otro, las empresas que los proporcionan también son distintas, pues ya no pertenecen al sistema financiero tradicional y van en aumento. El segmento que tiene predilección por estos servicios tiende a ser más joven.

Mientras la banca evoluciona a la par de la tecnología, el nivel de bancarización en México es bajo y en los últimos años ha permanecido estancado.

Existen zonas en el país dondela infraestructura bancaria es limitada.

En este contexto es que el actual gobierno busca incluir a 30 millones de personas al sistema financiero.