La experiencia de la banca en México, que ha logrado a lo largo de 190 años de existencia en el país, y el potencial del sector de tecnología financiera (fintech), con un ecosistema de más de 500 plataformas en operación, son los ingredientes que pueden incidir en avanzar de manera más acelerada en la inclusión financiera y, a su vez, tener un impacto positivo en la reactivación económica del país.

México es un país donde 53% de su población adulta no tiene una cuenta bancaria, según datos de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera 2018. además, la penetración del crédito como proporción del Producto interno bruto es de apenas 38%, indicadores que distan de los de otras economías emergentes.

David Esaú López Campos, vicepresidente técnico de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, comenta que hay una correlación entre inclusión financiera y crecimiento económico, es decir, que si hay más personas bancarizadas en el país, esto repercutirá en la reactivación de la economía de México.

"México es un país con un bajo grado de inclusión financiera, educación financiera y bajo nivel de acceso a los servicios financieros y esas medidas están relacionadas con el crecimiento económico del país (…) se debería crecer a 4%, los países emergentes deberían crecer a 4%, pero no hemos crecido a más de 2%", detalla el funcionario.

"Hay una correlación positiva entre regulación, inclusión y el crecimiento y quiere decir que si avanzamos en inclusión tenemos un factor necesario para llegar a crecer más", menciona. 

Unir fuerzas

En este contexto, el potencial del sector fintech para ser más ágil en ciertos procesos, junto con la experiencia de la banca, son factores que se pueden juntar para avanzar más rápido en temas de inclusión.

En este contexto, Juan Laresgoiti, líder de fintech en Deloitte para América Latina, menciona que los bancos en México ven como aliadas a las financieras tecnológicas para mejorar ciertos procesos, por lo que han invertido tanto en temas tecnológicos, como en esquemas de incubación para incorporar una mayor digitalización en su operación.

El ejemplo

Para Citibanamex, es fundamental la colaboración de las fintech en la adopción de mejores prácticas que puedan repercutir en la atención a sus clientes.

"Nosotros estamos constantemente abiertos a ver cuál es la mejor práctica (…)hay fintech que son grandes complementos para mejorar nuestra experiencia con los clientes. La verdad es que con las fintech tenemos de todas y trabajamos con todas, estamos abiertos a trabajar con todas", detalla Manuel Romo, director general de Citibanamex.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx