BanCoppel informó sobre la compra de la cartera empresarial de Banco Ahorro Famsa, el cual está en proceso de liquidación, luego de que a finales de junio del 2020 la autoridad le revocó la licencia para seguir operando.

En días pasados, la sociedad financiera de objeto múltiple (sofom) Crédito Real, dio a conocer que adquirió la cartera de créditos de nómina de Banco Famsa, con un valor de 11,058 millones de pesos.

En el caso de la compra de la cartera empresarial por parte de BanCoppel, este banco detalló que con ello incrementará en 2,700 millones de pesos su portafolio de empresas, para alcanzar los 10,800 millones al cierre del 2020, además de que sumará 206 clientes.

BanCoppel precisó que esta transacción se dio tras resultar ganador en la licitación realizada por el Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB).

Agregó que el perfil de los nuevos clientes es muy amplio, y va desde pequeñas a medianas empresas, y otras relativamente nuevas, pero con un rápido crecimiento, además de que se encuentra dialogando con todos para poder brindar una atención personalizada y adecuada a sus necesidades.

“Nuestro principal interés es brindar confianza y seguridad a nuestros clientes. Con 13 años en el mercado mexicano, somos una institución sólida e innovadora, que se esfuerza todos los días por brindar atención personalizada y mantener una relación cercana con cada uno de nuestros usuarios, con la intención de conocer sus inquietudes y apoyarlos en sus necesidades”, expuso Julio Carranza, director general de BanCoppel.

Este banco, uno de los que opera con el modelo de negocio de banco-tienda, cuenta con 14,727 colaboradores; abre aproximadamente 410,000 nuevas cuentas de débito y otorga más de 120,000 créditos al mes; tiene presencia en más de 450 ciudades de la República Mexicana a través de sus más de 1,200 sucursales, y es el tercer emisor de tarjetas de crédito y el segundo de tarjetas de débito en el país.

Sigue proceso de liquidación

Fue a finales de junio del 2020 cuando las autoridades financieras decidieron revocarle la licencia a Banco Ahorro Famsa por malas prácticas. Hoy, continúa su proceso de liquidación para tratar de pagar a todos los acreedores.

De acuerdo con el IPAB, al cierre de noviembre ya se habían pagado alrededor de 24,000 millones de pesos a gran parte de los ahorradores, lo que representaba un 97% del monto total.

Sin embargo, hay poco más de 2,000 ahorradores que tenían un monto superior a lo que garantiza el seguro de depósitos (alrededor de 2.5 millones de pesos). Parte de lo que se obtenga en el proceso de liquidación, sería para cubrirles un porcentaje mayor.

kg