Las autoridades financieras mexicanas decidieron revocar la licencia a Accendo Banco por "malas prácticas" que afectaron su Índice de Capitalización (ICAP), mismo que disminuyó de manera considerable en los últimos meses.

Cabe recordar que en junio del 2020, a Banco Ahorro Famsa también se le revocó la licencia, igualmente, por malas prácticas.

“La situación del banco no se debe a la crisis por el Covid-19, sino a un conjunto de prácticas que afectaron considerablemente sus niveles de capital”, aclaró Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda.

En videoconferencia, el funcionario detalló que las malas prácticas realizadas por el banco, están totalmente contrapuestas a las mejores prácticas que han caracterizado al sistema financiero mexicano, y en especial al sector bancario del país.

“Las autoridades tomaron dicha decisión, después de una serie de medidas de supervisión, ante incumplimientos regulatorios por parte del banco”, dijo Yorio.

Problemas de registros contables y otros

Juan Pablo Graf, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), explicó que la revocación de la licencia a Accendo Banco obedeció a problemas de registros contables de capital y de no identificación correcta de operaciones con personas relacionadas, las cuales, al no estar dentro de la normativa aplicable y hacerse los ajustes establecidos, llevaron a una situación de capitalización del banco, que lo colocó en dicha situación.

“El caso que tenemos hoy, es intentar solventar las observaciones de la autoridad, sobre todo de faltantes de capital, con operaciones que no estaban dentro del marco de la ley”, dijo Graf.

El funcionario detalló que entre marzo y septiembre pasado, la comisión realizó diversas acciones de supervisión ante Accendo Banco, de las que se determinaron incumplimientos regulatorios con relación a su liquidez y capital.

Entre los incumplimientos más relevantes, expuso, destacaron la presencia reiterada de niveles de Coeficiente de Cobertura de Liquidez (CCL) por debajo del mínimo regulatorio; integración al capital de 642 millones de pesos como aportaciones para futuros aumentos sin reunir los requisitos normativos para considerarse como tales; y la omisión de descontar del capital fundamental el monto que correspondía a operaciones a cargo de personas relacionadas relevantes por 370 millones.

También, descuentos de capital no reconocidos como pagos anticipados mayores a un año, por 88 millones de pesos, y activos intangibles por 70 millones.

Puntualizó que de esta forma, el 22 de septiembre pasado, luego de que Accendo Banco manifestó ante la CNBV lo que a su derecho convino, esta le requirió como medidas correctivas, realizar los ajustes a sus registros contables por un monto de 1,013 millones de pesos, al tiempo que solicitó al Banco de México (Banxico) efectuar el cómputo del Índice de Capitalización (ICAP) con base en las medidas correctivas impuestas, y este comunicó que este se ubicó en un nivel inferior al límite regulatorio al cierre de agosto.

Agregó que esta situación fue notificada al banco Accendo el 23 de septiembre, pero que este no corrigió ni desvirtuó los hechos, por lo que la Junta de Gobierno aprobó en su sesión de este mismo martes, la revocación de autorización. 

Se trata de un caso aislado 

Tanto el subsecretario de Hacienda como el presidente de la CNBV, coincidieron en que se trata de un caso aislado que no afecta al sistema financiero mexicano, ni al proceso de recuperación económica.

Gabriel Yorio puntualizó que Accendo Banco representa apenas el 0.08% del sistema bancario mexicano. “Su liquidación no implica un riesgo para el resto del sistema financiero del país”, expuso.

Agregó: “el sistema bancario mexicano se encuentra sólido y bien capitalizado; es un sector que mostró resiliencia en el 2020, con el impacto del Covid-19; en el 2021 ha mantenido esta fortaleza, y para el 2022, será uno de los motores que contribuirán a la consolidación de la recuperación económica”.

Juan Pablo Graf argumentó por su parte que: “es un hecho aislado, es un banco que estaba buscando una línea de negocio particular, que tuvo sus propias debilidades, pero al final hizo estas operaciones completamente irregulares que la autoridad le marcó cómo estaban fuera de la ley y lo que implicaba eso en la capitalización del banco, y el banco lejos de tomar las medidas que tenía que tomar, decidió no tomarlas y por eso estamos en esta situación”.

Proceso de liquidación inicia este 29 de septiembre 

Gabriel Limón, secretario ejecutivo del Instituto para la Protección al Ahorro Bancario (IPAB), informó que este mismo miércoles 29 de septiembre, inicia el proceso de liquidación de Accendo Banco.

Puntualizó que este banco tenía 1,518 ahorradores, de los cuales 1,449, el 96%, están amparados en su totalidad por el seguro de depósitos, que les cubre hasta el equivalente a 400,000 Unidades de Inversión (Udis), que hoy representan alrededor de 2.7 millones de pesos.

A los otros 69 ahorradores que tenían un monto superior a eso, sólo se les cubre el máximo garantizado que es el equivalente a esas 400,000 Udis.

Precisó que los ahorradores deberán registrarse en el portal del IPAB, y el pago de sus recursos se les hará a través de cheque que les será enviado a sus domicilios.

En cuanto a los créditos vigentes, pidió que se sigan pagando para no afectar el historial crediticio de las personas.

No afecta a otros bancos ni al sistema de pagos: ABM

En tanto, la Asociación de Bancos de México (ABM) aseguró que la revocación de la licencia a Accendo Banco es un evento aislado que no afecta a otros bancos ni al sistema de pagos.

En un comunicado detalló que gracias a regulación y supervisión prudencial, pueden detectarse a tiempo casos como este.

eduardo.juarez@eleconomista.mx

kg