Este año la contratación de seguros para el campo aumentará 35%, informó Víctor Celaya del Toro, director general de Estudios para el Desarrollo Rural de la Sagarpa.

Reconoció que existe la preocupación de proteger las 21 millones de hectáreas cultivadas en el país contra los eventos climatológicos, por lo que se dará cobertura a una mayor superficie de cultivo y se asegurarán 15.7 millones de hectáreas, 5.5 más que las protegidas durante el 2011.

Del total de la superficie que se asegurará, 11.2 millones de hectáreas estarán bajo el esquema de siniestro catastrófico, contratado por la Sagarpa, mientras que 4.5 millones serán protegidas a través de una póliza adquirida por los propios productores.

Este año se obligará a los productores a que adquieran un crédito de la banca comercial y de desarrollo para asegurar sus cultivos, acción que provocará que la superficie protegida por los propios productores pase de 2.1 millones a 4.6 millones de hectáreas.

El seguro privado debe de crecer. La estrategia de este año es que todo productor agrícola o pecuario que reciba un crédito, tenga etiquetado un seguro que respalde el préstamo y la inversión que realice , explicó el funcionario.

Para los cultivos que no alcanzarán protección, la Sagarpa guardará 600 millones de pesos del presupuesto asignado de 3,100 millones para el esquema Peso por Peso, donde la entidad pone la misma cantidad que el gobierno federal para ayudar a los desprotegidos.