A través del trabajo en conjunto con las insurtech y las grandes empresas tecnológicas, conocidas como big tech, el sector asegurador busca cerrar la brecha digital que aún existe en la industria.

Recaredo Arias, director general de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), indicó que en el sector aún hay reacciones mixtas ante la llegada de estos nuevos jugadores; no obstante, reconoció que esta disrupción es necesaria.

“Hay muchas compañías que ya están haciendo esfuerzos importantes, que están invirtiendo. Incluso hay empresas que tienen áreas de innovación desde sus matrices y hay otras que consideran esto muy arriesgado y caro”, precisó en entrevista.

Por ello, refirió que el proceso para que exista una mayor presencia tecnológica será largo, pero confía en que esto ayude al sector a llegar a más mexicanos.

Las insurtech cada vez empiezan a tomar más fuerza en México, mientras que las big tech aún van a paso lento. De acuerdo con el Reporte Mundial de Seguros 2018, de la consultoría Capgemini, de los 10,500 clientes consultados en 26 países, 29.5% de ellos indicó que estaría dispuesto a comprar un seguro por medio de alguna de las big tech.

El director general de la AMIS agregó que, a través de estos jugadores, las aseguradoras podrán llegar a aquella población que actualmente no está asegurada, además de crear mejores productos y brindar una mejor protección.

Actualmente, la cobertura del seguro es de 2.2% del Producto Interno Bruto (PIB). La AMIS espera que esta cifra cierre el 2019 en 2.3 por ciento. Aun así, la cobertura estaría por debajo del promedio de los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, de 8.9 por ciento.

“Van a ayudar a dar acceso a muchas capas de la población que aún no tienen un seguro pero que cada día van acostumbrándose más a obtener sus productos a través de plataformas digitales. Por supuesto que va a crear una mayor penetración, pero esto no va a ser inmediato, va a tardar mucho tiempo; cuando agarre velocidad va a ser exponencial”, indicó Recaredo Arias.

Paquete económico es prudente

Respecto al Paquete Económico 2020, el directivo comentó que éste les da tranquilidad, ya que es prudente en sus estimaciones.

“Nos da mucha tranquilidad ver que es un presupuesto prudente, conservador y responsable y ésas son noticias que alientan mucho al sector privado, porque el manejo responsable de las finanzas públicas es un elemento fundamental para que la economía tenga una marcha adecuada”.

Respecto a la actualización de la tasa de impuesto que se aplica al ahorro de 1.04 a 1.45%, refirió que el sector asegurador aún debe analizar si habrá algún impacto.

“Lo que tenemos que buscar es que se fomente el ahorro. Estamos viendo en este primer semestre que está prevaleciendo el gasto operativo que el de inversión. Esto tiene que hacer que el gobierno tenga alianzas con el sector privado para impulsar el gasto en inversión y dinamizar la economía”.

Agregó que siguen en contacto con la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para impulsar el aseguramiento entre los mexicanos, tal como quedó pactado en la última Convención de Aseguradores, en donde se anunciaron algunas medidas como el implementar una nueva política de administración de riesgos, reforzar el aseguramiento agropecuario, entre otras.