Ante el reto del financiamiento a la salud en México, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) recomendó tener una colaboración de los sectores público y privado para mejorar el sistema de salud.

En el marco de la 28 Convención de Aseguradores, Recaredo Arias, director general de la AMIS, refirió que el sistema de salud requiere una reforma que promueva el acceso a la salud con calidad, con lo cual se necesita aumentar el alcance de la cobertura, así como el nivel de protección y reducir el gasto de bolsillo.

“La tendencia mundial de los temas de salud requiere la colaboración de los sistemas público-privados (...) si pensamos en una reforma a nuestro sistema de salud, debemos pensar que tenemos que coexistir todos; de ninguna forma se habla en ningún momento de una privatización del sistema, sino que tenemos que entrar a una reestructuración”, indicó.

Agregó que en México, apenas 24% del gasto en salud proviene de recursos públicos, mientras que en otros países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), éste alcanza más de 50 por ciento. Asimismo, destacó el hecho de que el gasto de bolsillo es de 41.4%, la segunda tasa más alta dentro de los países miembros.

En este sentido, agregó que no sólo se debe trabajar con el sector salud, sino también repensar el seguro privado de salud —buscar nuevos productos—; dar incentivos fiscales para un mayor aseguramiento privado, y establecer políticas públicas para un seguro de cuidados de largo plazo.

Además, para dar un mayor acceso al seguro privado de salud se necesita abrir el mercado a nuevas poblaciones y tener nuevas coberturas complementarias; transitar del esquema tradicional a esquemas de seguros de atención médica más integral; e introducir incentivos a la prevención.

“La última parte de las propuestas que corresponde a la salud es tener instrumentos para mejorar el desempeño y la eficiencia del aseguramiento médico (...) Nosotros consideramos que dentro de la Secretaría de Salud debe haber una instancia independiente que sea la responsable de generar y poner a disposición del público información sobre el sector, y que también pueda evaluar al sistema y a sus prestadores”, agregó.

Por otro lado, ante el envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida en México, la AMIS realizó una serie de propuestas para incidir en la vulnerabilidad de la población mayor.

Una de sus principales propuestas es homologar el sistema de pensiones, el cual permita armonizar las normas y garantizar la portabilidad entre los distintos regímenes de pensiones que existen actualmente, así como incentivar el ahorro voluntario, permitiendo la portabilidad entre las distintas instituciones financieras.

Asimismo, llamaron a ampliar el acceso de toda la población a una renta vitalicia a través de la participación del seguro privado; gestionar el riesgo de la longevidad en el otorgamiento de rentas vitalicias con la participación de las aseguradoras de pensiones; proteger y potenciar el desarrollo provisional mediante el Sistema de Ahorro para el Retiro; y complementar los seguros públicos de seguridad social y atención de desastres naturales con los seguros privados de salud y daños.

[email protected]