Luego de que hace algunos días la Oficina del Contralor de la Moneda (OCC) de Estados Unidos dio luz verde para que los bancos regulados de aquel país pueden usar monedas virtuales estables (stablecoins) para realizar pagos y otras actividades, el Banco de México (Banxico) podría verse orillado a tomar decisiones sobre el tema de criptoactivos para estar a la par de la velocidad de este tipo de regulaciones.

En entrevista, Eloisa Cadenas, socia directora del despacho CryptoFintech, indicó que la decisión de los reguladores estadounidenses obedece a una tendencia mundial del uso de los stablecoins, que, a diferencia de las criptomonedas tradicionales, están asociadas a un valor externo para reducir su volatilidad y exposición al riesgo.

“Es un parteaguas el hecho de que las autoridades en Estados Unidos hayan permitido que los bancos puedan realizar operaciones con stablecoins, habla mucho de hacia dónde se va a mover la tendencia regulatoria. Esa es una señal muy clara de hacia dónde va el mercado”, comentó la especialista.

En México, tras la publicación de la Ley Fintech, el Banxico decidió que las instituciones financieras pueden utilizar la tecnología de los activos virtuales sólo para operaciones internas, sin trasladar los riesgos al consumidor final.

Para Cadenas, esta decisión ha sido rebasada por el mercado, pues muchas instituciones financieras en el mundo, así como reguladores, han tenido una mayor apertura sobre el tema de activos virtuales, por lo que la decisión del regulador en Estados Unidos podría poner al Banxico en una nueva perspectiva sobre dichos instrumentos.

“Si Estados Unidos ya tiene apertura, pues los bancos de alguna u otra forma van a querer entrar a este mercado, ya lo hemos visto, los bancos en otras partes ya están participando… Entonces, las instituciones poco a poco lo van a ir haciendo, En ese sentido, México tendría, sí o sí, que tener una visión no tan restrictiva al respecto”, indicó la especialista.

Cadenas resaltó que, a diferencia de otros países, y sus bancos centrales, que han emitido sus propias stablecoins, Estados Unidos prefirió crear reglas para el uso de este tipo de activos, lo que es un ejemplo de que se pueden crear reglas sobre un mercado ya existente sin sobreregular o matar la innovación.

Remesas

La especialista, quien ha sido una promotora del ecosistema de criptomonedas en México, indicó que el uso de estos instrumentos en el país se ha destacado en el envío de remesas, pues dichos activos, así como su tecnología, hacen más eficiente el proceso para enviar y recibir divisas y reduce el costo que se tiene mediante mecanismos tradicionales.

“Creo que para México es importante el tema de criptoactivos por el tema de remesas… El costo por remesa promedio es de 343 dólares con una comisión de 1.8% mediante mecanismos tradicionales, cuando lo haces con un criptoactivo puedes reducir ese costo a 0.1%”, comentó Cadenas y añadió que también sería viable poner a discusión la creación y regulación de fondos cotizados en criptomonedas para que puedan salir al mercado de valores.

Algunos stablecoins en el mercado:

  • USDC
  • BUSD
  • TrueUSD
  • Tether
  • DAI

fernando.gutierrez@eleconomista.mx