Luego de darse a conocer la investigación FinCen Files, que demuestra cómo diversos bancos permitieron operaciones clasificadas como sospechosas y que pudieron significar algún indicio de actividad ilícita, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) pidió a sus miembros reforzar sus controles y aplicar de manera total sus estándares.

De acuerdo con el organismo, que emite recomendaciones contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo a sus países miembros, entre ellos México, es importante que el sector privado, como lo pueden ser las instituciones financieras, cumpla con su responsabilidad de detectar y prevenir operaciones que pudieran significar algún movimiento de dinero ilícito, así como informar a las autoridades de dichas transacciones.

“Se enfatiza la importancia de que todos los países implementen total y efectivamente los estándares del GAFI y que el sector privado cumpla con su responsabilidad de detectar y ayudar a prevenir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo, lo que incluye la presentación de informes de transacciones sospechosas ante las autoridades competentes”, detalló el organismo en un breve comunicado.

Hace algunos días, se dio a conocer la investigación FinCen Files, que coordinó el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por su sigla en inglés), la cual documenta cómo a través de bancos globales en Estados Unidos se realizaron operaciones sospechosas equivalentes a 2 billones de dólares en casi 18 años, mismas que pudieron favorecer el movimiento de recursos ilícitos.

En este contexto, dicha investigación, que consistió en 21,000 informes analizados y que contenían información de operaciones sospechosas, clasificadas así por el gobierno de Estados Unidos, ha provocado señalamientos hacia los bancos, especialmente en materia de sus controles contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo.

Estándares sólidos

El organismo internacional, destacó que, en su lucha contra el lavado de dinero y financiamiento al terrorismo, ha desarrollado estándares sólidos, mismos que más de 200 países han acordado cumplir como medida de prevención contra este ilícito.

“El trabajo del GAFI ayuda a garantizar una respuesta global coordinada para prevenir el crimen organizado, la corrupción y el terrorismo, en donde tanto el sector público como el privado tienen un papel muy importante”.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx