Luego de una revisión del Fondo de Supervisión Auxiliar de Sociedades Cooperativas de Ahorro y Préstamo y de Protección a sus Ahorradores (Focoop), la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) informó que 82 de este tipo de cooperativas de nivel básico están impedidas para captar recursos del público en general.

De acuerdo con la Condusef, el Focoop revisó la situación financiera y operativa de estas socaps de nivel básico y determinó que no reúnen las condiciones suficientes para operar, por lo que no es seguro que los usuarios guarden su dinero en ellas .

Las socaps de nivel básico, de las que se calcula que existen cerca de 420 en todo el país, son aquellas que cuentan con activos menores a los 13.5 millones de pesos, por lo que no requieren autorización para constituirse y no son supervisadas por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Pese a esto, a partir de junio del 2015, el Focoop comenzó a analizar la situación financiera y operativa de este tipo de entidades, para determinar su viabilidad, y, en caso de no reunir las condiciones necesarias, la CNBV puede ordenar su disolución y liquidación.

Según la Condusef, estas 82 socaps de nivel básico se añaden a las 73 de igual nivel que ya habían sido señaladas y que se encuentran impedidas para captar recursos.

Es importante mencionar que los activos de las 82 cajas básicas impedidas para captar suman alrededor de 491 millones de pesos, cuentan con 59,361 socios y mantenían una red de 119 sucursales , explicó el organismo en un comunicado.

Por entidad federativa, agregó, las 82 socaps se encuentran principalmente en: Jalisco, con 19 cajas y 10,790 socios; Oaxaca, con 13 y 9,909 socios; Estado de México, con ocho y 8,642 socios, y Michoacán, con seis cajas y 3,516 socios .

El organismo dirigido por Mario Di Costanzo detalló que por tratarse de socaps de nivel básico, sus directivos o administradores pueden acercarse al mecanismo diseñado para resarcir a los socios de las cooperativas, que tienen que apegarse a un esquema de salida ordenada del sistema financiero, conocido como Fipago.

Pueden acercarse al Fipago, para buscar el apoyo para el pago de ahorradores, proceso que también debe ser del conocimiento de la autoridad estatal en donde se ubique la caja, a fin de que ésta realice las actividades complementarias que se requieran , explicó la Condusef.

Estas entidades, por ser de nivel básico, no ofrecen a sus socios la protección de los ahorros hasta por 25,000 Udis (133,000 pesos aproximados), lo que sí hacen las socaps reguladas y supervisadas por la autoridad y que cuentan con activos arriba de los 13.5 millones de pesos.

La Condusef instó a los usuarios a verificar el listado de estas entidades en su página de Internet y, en caso de detectar que alguna de estas socaps capta dinero, acercarse con la autoridad municipal o estatal para presentar una demanda ante el Ministerio Público o la CNBV.

Si eres socio de una de estas cajas, los administradores te deben mantener informado de todo el proceso que están siguiendo y debes asegurarte de revisar, ordenar y guardar los documentos que amparan todas tus cuentas de ahorro , concluyó la Condusef.

[email protected]