Las sociedades cooperativas de ahorro y préstamo (socaps) con 155 entidades en operación, no han visto una disminución en la captación de recursos provenientes de sus socios y al cierre del primer semestre han logrado registrar un saldo nunca visto en los datos de la autoridad.

De acuerdo con los datos a junio publicados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el sector de socaps registró un saldo de 163,048 millones de pesos en la captación tradicional de recursos, es decir, un incremento de 5.9% real, respecto del mismo periodo del 2020.

El saldo por más de163,000 millones de pesos en el ahorro captado por las socaps nunca se había visto en los datos de la autoridad, los cuales se presentan desde enero del 2010. Según la CNBV, los depósitos de exigibilidad inmediata presentaron al cierre del primer semestre un saldo de 94,195 millones de pesos, es decir un incremento anual real de 8.1 por ciento.

“Los depósitos de exigibilidad crecieron 8.1% real respecto al mismo mes del año previo y explicaron 57.6% de la captación total”, detalló la CNBV y añadió que los depósitos a plazo registraron un saldo a junio pasado de 68,329 millones de pesos, lo que significó un crecimiento real anual de 3.2 por ciento.

Respecto a las cuentas sin movimiento que registró este sector, éstas arrojaron a junio pasado un saldo de 525 millones de pesos, es decir, un crecimiento de 12.2% respecto al mismo periodo del 2020.

Las socaps son organizaciones que forman parte del sector social, las cuales no tienen ánimo especulativo y son instituciones sin fines de lucro con el fin de facilitar operaciones de ahorro y préstamo entre sus socios.

Respecto a la parte del crédito, la cartera total del sector registró a junio pasado un saldo de 111,488 millones de pesos, es decir, un decremento de casi 1% respecto al mismo periodo del 2020, mientras que la morosidad fue de 5.36% en dicho periodo, es decir, un ligero incremento respecto a 4.91% de un año antes.

Al primer semestre del año, la utilidad neta del sector fue de 1,392 millones de pesos, una disminución de 404 millones de pesos respecto al mismo periodo del 2020.

fernando.gutierrez@eleconomista.mx