Cuando la sociedad financiera popular Ficrea se encontraba en operación, el empresario jalisciense Luis Romero Luna recibió servicios financieros de esta empresa, tanto de crédito como de inversión. Ahora que esta empresa se encuentra en quiebra, esta persona se niega a pagar el préstamo que recibió, pero sí busca recuperar lo que ahorró en ella.

La interventoría independiente del concurso mercantil de Ficrea, encabezada por Fernando González Santillana, informó que en los últimos meses han sido ubicados aquellos deudores de Ficrea, los cuales se han negado a pagar los préstamos que les otorgó dicha empresa, por lo que se han iniciado o se iniciarán acciones contra ellos.

“Hay una cantidad importante de acreedores (del concurso mercantil) que también tienen la calidad de deudores de Ficrea y sobre ellos estaremos ocupados en considerar los medios necesarios para lograr la recuperación de los adeudos que tengan pendientes”, explicó en entrevista González Santillana.

Según el más reciente reporte de dicha interventoría, ya se inició el proceso en contra de la empresa Biojarabe de Jalisco SA de CV, de la cual Luis Romero Luna aparece como representante.

De acuerdo con los documentos oficiales de este proceso, Romero Luna fue el personaje que encabezó el grupo que promovió el concurso mercantil de Ficrea, a pesar de que tanto para autoridades como para otros grupos de defraudados, ésta no era la mejor opción para recuperar el patrimonio de todos los ahorradores; en la actualidad, este proceso, que ha durado más de dos años, les ha dado poco más de 18% de lo que se les adeuda.

El reporte de la interventoría detalla que Biojarabe de Jalisco SA de CV tiene una deuda con Ficrea de 1 millón 677,676 pesos, la cual en caso de recuperarse se abonaría a los pagos posteriores a los casi 4,900 acreedores reconocidos en el concurso mercantil.

En contraparte, Romero Luna, el representante de dicha empresa, tiene reconocida una inversión en Ficrea de 2 millones 403,648 pesos.

Se cobran a lo chino

Para González Santillana, todos los pagos realizados a los acreedores que también son deudores de Ficrea sirvieron para abonar a su deuda; es decir, que las personas que se encuentren en este supuesto primero tienen que liquidar su adeudo, para poder recibir la diferencia en los pagos posteriores.

Que primero paguen

“Muchos de ellos se niegan a pagar e incluso han llevado procesos judiciales en el sentido de reclamar que ellos, siendo acreedores, lo que requieren para liquidar su deuda es que se les pague (en su calidad de acreedores), pero en diferentes procesos se ha establecido que primero tienen que pagar para después recibir el dinero”, añadió.

Sin detallar el número de personas o empresas en esta situación, el reporte agrega que también se iniciaron acciones por esta situación contra Consorcio Casafin y Agaveros Importadora y Exportadora de Jalisco.

Asimismo, los abogados del caso trabajan para recuperar los créditos que Ficrea otorgó y hasta el momento no han sido liquidados, así como aquellos donde Leadman Trade otorgaba arrendamiento, por lo cual es señalada por servir para triangular los recursos de más de 6,800 ahorradores.