La Organización para la Cooperación del Desarrollo Económicos (OCDE) indica que las administradoras de fondos para el retiro (afores) deberían fomentar más la competencia a través de las comisiones que cobran a los trabajadores, en vez de concentrarse en obtener las cuentas de sus competidores mediante el proceso de traspaso.

En un estudio sobre el sistema de pensiones en México, refiere que, en lugar de reforzar la competencia a través de comisiones más bajas y rendimientos más altos para los trabajadores, las afores invierten sus esfuerzos en los traspasos, ocasionando afectaciones en las pensiones que pudieran recibir los ahorradores.

Recalca que, a pesar de los esfuerzos de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) por disminuir las comisiones de las afores, México se encuentra entre los que cobran una comisión alta, lo cual puede tener un importante impacto negativo en los beneficios de las pensiones.

Por ejemplo, si una afore cobra una comisión de 1.5% sobre saldo, la pensión se verá afectada en casi 30%; mientras que si la comisión es de 0.05%, la pensión sólo pierde 1.2 por ciento.

Comisiones no son iguales ?a rendimientos

Manuel Molano, director general adjunto del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), comentó que las comisiones que cobran las afores deberían reflejarse en altos rendimientos; sin embargo, considera que no es lo que se percibe.

Las comisiones para el segmento C de la población son carísimas, tenemos que pensar cuáles son los servicios que necesita cada segmento (...) Consar es quien determina qué nivel de comisión afecta a los trabajadores .

Detalló que para que exista un mayor nivel de rendimiento es necesario liberar más el régimen de inversiones de las afores. Además, añadió, que las personas son las que deberían escoger qué tipo de riesgo quieren asumir para incrementar sus pensiones.

La gente, quizá, estaría dispuesta a pagar más comisión sólo si realmente se refleja en altos rendimientos, los cuales deberían ser mayores en 70% , expuso.

Actualmente, la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) realiza una investigación en el mercado de las afores por supuestas prácticas monopólicas, que se refieren básicamente a que dos o más participantes podrían estarse poniendo de acuerdo para fijar costos, en este caso comisiones. Este año se darán a conocer los resultados de dicha investigación.

Garantizar incentivos, propuesta

La OCDE sugiere que los responsables de formular políticas públicas en el país necesitan garantizar que haya incentivos para lograr una mayor eficiencia y reducir los costos y comisiones en la industria de pensiones.

Refiere que diferentes países han abordado tres principales temas para reducir comisiones: iniciativas basadas en la divulgación de información, regulación de precios y soluciones estructurales.

Las soluciones basadas en la divulgación incluyen garantizar que los miembros reciban información oportuna sobre las comisiones que pagan, incluidas las comparaciones entre proveedores, expone en su estudio el organismo con sede en París.

Esta solución ya se implementa en México. Los estados de cuenta pensionarios incluyen información sobre las comisiones que paga el trabajador, pero no permiten comparar directamente los niveles de comisiones de las afores, se hacen comparaciones entre los rendimientos netos .

La regulación de precios incluye una sola estructura de comisiones (sólo comisiones cobradas sobre las aportaciones o sólo comisiones por activos administrados) y poner límites máximos a las comisiones que los proveedores de pensiones pueden aplicar.

Por último, están las soluciones estructurales, donde se establece un proceso de licitación por parte del regulador; consiste en asignar las cuentas nuevas al fondo que registre las comisiones más bajas y con mejores rendimientos. Esto ayuda al trabajador e incentiva a las afores a disminuir sus comisiones para obtener más clientes.

[email protected]