Grupo Financiero Afirme dio a conocer el viernes que compró las acciones representativas del capital social de UBS Bank México para dar inicio con su negocio de banca de inversión.

Desde hace tiempo, se reveló que UBS Bank México buscaba dejar de operar como banco en el país azteca, para trasladar las operaciones a su casa de Bolsa. El viernes, Afirme informó que su nueva subsidiaria es producto de la compra de las acciones representativas del capital social de la entidad suiza.

“UBS reafirma su compromiso con México y seguirá brindando los mismos servicios a sus clientes en México a través del resto de sus filiales”, aclaró Emilio Mahuad, director general de UBS México.

Por su parte, Federico Valenzuela Ochoa, director general adjunto de Banca de Inversión de Afirme, señaló que este grupo mexicano, con más de 25 años de operación y con sede en Monterrey, Nuevo León, conforma un modelo de negocios integral, a través del cual diversifica el riesgo y ofrece productos y servicios financieros de la más alta calidad a empresas y a personas.

“Afirme Grupo Financiero, integrado por Banca Afirme, Seguros Afirme, Almacenadora Afirme, Arrendadora Afirme, Factoraje Afirme y Fondos de Inversión Afirme, es el noveno grupo financiero del país en términos de activos totales, al primer trimestre del 2018 con más de 157,000 millones de pesos”, dijo el directivo.

Detalló que con la nueva Banca de Inversión, se amplía la gama de productos, poniendo a disposición de sus clientes servicios financieros especializados como administración de portafolios, inversión de tesorerías, coberturas de riesgo, fideicomisos de inversión, proyectos de infraestructura, fusiones y adquisiciones, así como la operación en los mercados de dinero, capitales, divisas y derivados.

Fue desde el 2016 cuando UBS informó que había decidido dar por terminadas las operaciones de la institución como banco múltiple en México, operación que estimaba terminaría en la última parte del 2017.

Cabe mencionar que el otrora InvestaBank, ahora Accendo Banco, ha comprado el negocio fiduciarios del Deutsche Bank en México, con lo que serían dos casos de grupos mexicanos que adquieren negocios de filiales de bancos extranjeros.