La planeación de nuestras finanzas suele ser un tema complejo y del cual, pocas personas llevan control. Una mala administración de nuestro dinero nos puede llevar a una situación de estrés financiero teniendo un impacto no solo de manera personal, sino también en la productividad de nuestra empresa, así como a nivel social en el país.

Un estudio de la firma PWC (2020) reportó que, en Estados Unidos, el 34% de los empleados vive quincena a quincena y más del 51% espera tener que trabajar ya en edad de retiro por necesidad de recursos. De acuerdo con análisis de Metlife (2019), en general, la mayoría de los empleados estadounidenses indican que su mayor causa de estrés son temas financieros y de dinero.

El panorama para México es mucho más adverso, donde una mala administración de las finanzas personales tiene un gran impacto a nivel nacional. En el país existe un problema fuerte en el sistema de pensiones y cada vez más preocupante. Este año se han presentado propuestas para atacarlo por parte del IMEF, Coparmex, CCE, entre otros, advirtiendo la urgencia de replantear el sistema, pero primero hay que dimensionar el problema.

Se estima que solo el 25% de las personas (4% de la población) que cotizaron a partir de 1997 alcanzará 1,250 semanas necesarias para tener una pensión mínima garantizada. Así mismo, para este año el monto estimado de gasto en pensiones es de 1 billón de pesos, 6% mayor que en 2019 y una cantidad cercana a lo que estima recaudar el gobierno por concepto de IVA.

Para 2021 se estima que alrededor de 75,000 personas beneficiarias del seguro social, alcanzarán los 65 años; sin embargo, solo el 1% de ellas cumplirán con las semanas requeridas. Esto es más preocupante si tomamos en cuenta que el monto de pensión que recibirán será aproximadamente de una tercera parte de su sueldo actual (tasa de reemplazo), la menor de los países que conforman la OCDE.

Diferentes actores del sistema financiero están tomando cartas en el asunto y en 2020 se ha presentado el primer Reporte Anual de Bienestar Financiero en México, con información recabada en 2019 sobre la situación financiera de empleados de empresas mexicanas.

El estudio encuentra que más del 73% de los empleados se encuentran preocupados por temas financieros y solo el 32% se siente en control de sus finanzas.

Al 47% de ellos les es imposible generar algún ahorro de manera mensual por lo que, más del 71% no cuenta con ningún tipo de reserva de emergencias.

Esta mala administración de las finanzas va a tener un gran impacto en su vida futura y están conscientes de ello. De los datos más alarmantes encuentran que casi el 62% de los empleados mexicanos no ahorra nada para su retiro y que el 14% solo ahorra cuando tiene algún ingreso adicional.

Los datos son muy preocupantes y creemos que nosotros en el IMEF como promotores de las mejores prácticas de gestión financiera, tenemos responsabilidad en el asunto.

¿La solución? Educación y buenas prácticas de asesoría financiera, programas educativos que ataquen problemas puntuales de finanzas personales, que busquen crear hábitos sanos de las personas para con sus finanzas. Por otro lado, la educación se debe acompañar de una correcta asesoría financiera, para que las personas puedan contratar los productos y servicios financieros más acordes a su perfil y necesidades, dejando de lado las malas prácticas financieras que hemos visto en México por parte algunas instituciones financieras.

Siendo las finanzas personales un problema de todos, nuestro objetivo debe ser alcanzar nuestro bienestar financiero, es decir, que estemos en el control de nuestras finanzas y estar encaminados al cumplimiento de nuestros objetivos, lo cual tiene un gran impacto en la productividad de las empresas y el país.

Para más información sobre el primer Reporte Anual de Bienestar Financiero en México puedes entrar a: https://landing.invested.mx/reporte-fw-mexico-2020 , donde podrás obtener el estudio completo y contribuir en él.

*Anuar E. Jacobs Kuri es Integrante del Comité Técnico Nacional de Finanzas Corporativas del IMEF