Trescientas organizaciones civiles pertenecientes a la Convención Nacional contra la Imposición tratarán de impedir la llegada del priísta Enrique Peña Nieto a Los Pinos a través de tomas de plazas cívicas, del Congreso y paro cívico laboral durante los próximos seis meses.

Durante la Convención Nacional Contra la Imposición, en San Salvador, Atenco, Estado de México, el movimiento #YoSoy132, el SME, la CNTE e integrantes de la comunidad de Cherán acompañaron la decisión de tomar las instalaciones de Televisa en todos los estados el 27 de julio, cuando inician los Juegos Olímpicos de Inglaterra. Intentarán ingresar a los inmuebles para transmitir programación alternativa, depende de la convocatoria.

El 8 y el 11 de agosto se prevén movilizaciones y lo que llaman la Segunda Convención Nacional contra la Imposición.

El 1 de septiembre, día de la toma de protesta del Congreso, planea una movilización masiva del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación a San Lázaro. También se realizará una jornada que incluye toma de plazas cívicas. El 6 de septiembre, cuando termina el plazo para resolver las impugnaciones, tomarán las casetas y habrá libre paso a las carreteras de cuota del país y toma de plazas públicas.

El 1 de diciembre, día en que el Presidente electo rinde protesta ante el Congreso, acordaron cercar la Cámara de Diputados y un paro cívico nacional.

En tanto, el coordinador del PRI en la Cámara de Diputados, Francisco Rojas Gutiérrez, advirtió del riesgo de incertidumbre. En una verdadera gobernabilidad democrática, el reconocimiento de la voluntad popular es piedra capitular .