El exgobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington, ya es considerado prófugo de la justicia, pues un Juzgado de Distrito con sede en Jalisco liberó la orden de aprehensión en su contra. Debido a que se desconoce el paradero del exgobernador de extracción priísta, la Procuraduría General de la República pidió el apoyo de la Interpol para su localización y es buscado en 180 países.

Las pruebas que sustentan la acusación en contra de Tomás Yarrington provienen de información proporcionada por testigos y labores de investigación. Todas ellas fueron entregadas al Ministerio Público, el que las valoró.

De acuerdo con la procuradora general de la República, Marisela Morales Ibáñez, la acusación que se imputa al exgobernador tamaulipeco es por delitos contra la salud, en la modalidad de fomento.

Morales Ibáñez, entrevistada en la inauguración de la Plataforma Tecnológica de Educación a Distancia y Sala de Juicio Oral, en el edificio sede de la institución, confirmó que la orden de aprehensión está vigente; sin embargo, el exmandatario estatal no está ubicable. No se encuentra localizado y entonces se empieza a tratar de cumplimentar esta orden y hasta ahorita no tenemos información de en dónde pudiera estar, pero la orden ya está vigente .

En este escenario, la dependencia pidió apoyo a la Organización Internacional de Policía Criminal, la Interpol, para localizarlo. Es un asunto en el que se tuvo un intercambio de información con diversas instituciones, tanto en México como en el extranjero, en Estados Unidos y que es precisamente con todas esas pruebas con las que se tuvo elementos para poder ejercitar la acción penal .

Cabe mencionar que a Yarrington Ruvalcaba se le inició a investigar desde mayo de este año, debido a que fiscales federales de Estados Unidos lo acusaron de un presunto vínculo con las organizaciones criminales, al aceptar millones de dólares en sobornos e invertir el dinero en bienes raíces en Texas.

Entre los testigos protegidos que aportaron información para la continuar con la investigación se encuentran Ángeles, Oscar y Pitufo; además, Sonia de Pau García, exesposa del presunto operador financiero del exgobernador, el empresario Fernando Cano Martínez, se acogió al programa de testigos protegidos, pues ella cuenta con datos sobre la presunta red que utilizaban los exgobernadores Tomás Yarrington y Eugenio Hernández para lavar dinero.

Recientemente dos excolaboradores de Yarrington, Napoleón Rodríguez de la Garza y Eduardo Rodríguez Berlanga, fueron liberados luego de que el expediente fue consignado al juez; el último se ofreció a colaborar en el caso como testigo.

APLICAN LA LEY KINGPIN

COLORADO Y ADT, A LA LISTA NEGRA

El Departamento del Tesoro de EU señaló a la empresa ADT Petroservicios como vinculada con el cártel de Los Zetas.

Conforme a la Ley de Designación de Cabecillas, los activos de esta industria quedan congelados y prohíbe a estadounidenses que hagan transacciones con ella.

A través de la Oficina de Control de Bienes de Extranjeros (OFAC), el gobierno de EU designó a Antonio Colorado Cessa, dueño de ADT, como narcotraficante por prestar apoyo material a las actividades internacionales de narcotráfico de Los Zetas y sus líderes, Miguel Ángel y Omar Treviño. El Departamento del Tesoro los acusó también de lavar dinero para Los Zetas.

Al exponer esta empresa de Francisco Antonio Colorado Cessa, vinculada al grupo violento de Los Zetas, estamos privando a su organización de una ruta para lavar sus ganancias ilícitas. Vamos a continuar fichando individuos y empresas vinculadas a Los Zetas dondequiera que intenten ocultar sus actividades ilícitas , dijo el director de la OFAC, Adam J. Szubin.

Los Zetas fueron identificados como importante narcotraficante extranjero durante la administración del presidente Barack Obama en abril del 2009. La OFAC designó a Miguel Ángel y Omar Treviño como narcotraficantes especialmente designados conforme a la Ley Kingpin en julio del 2009 y marzo del 2010, respectivamente.

Las violaciones a la Ley Kingpin pueden ser castigadas con multas de hasta 1,075 millones de dólares por cada violación y penas criminales más severas. (Con información de Ana Langner)

EU ALERTABA DESDE EL 2005

LOS ZETAS, SU NACIMIENTO EN EL TAMAULIPAS DE YARRINGTON

El nacimiento de uno de las organizaciones criminales más sanguinarias del país tuvo su nacimiento en el sexenio que Tomás Yarrington gobernó Tamaulipas (1999- 2004).

En 1999, tras la caída del narcotraficante, Juan García Ábrego, como líder del Cártel del Golfo, el capo Osiel Cárdenas Guillén -ahora preso en Estados Unidos- asumió el control del grupo delictivo.

Es en ese contexto que el entonces Comandante Judicial federal Guillermo González Calderoni reúne al Teniente Coronel desertor del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) Arturo Guzmán Decena con Cárdenas Guillén; crean el grupo a Los Zetas, como brazo armado de esa organización criminal.

Además de Guzmán, el grupo inicial quienes lo conformaban: Heriberto Lazcano, El Lazca o Z3; Efraín Teodoro Torres, El Efra; Óscar Guerrero Silva, El Winnie Pooh; Mateo Díaz López; Jorge López, El Chuta; Sergio Enrique Ruiz Tlapanco, El Tlapa; Jorge Eduardo Costilla Sánchez, El Coss; Rogelio González, Luis Alberto Guerrero, Jesús Enrique Rejón, El Mamito; Ernesto Zatarín, Galindo Mellado, Gonzalo Ceresano, Daniel Enrique Márquez, Eduardo Estrada, Flavio Méndez, Prisciliano Ibarra; Rogelio Guerra y Miguel Ángel Soto.

Durante años, la existencia de este comando armado se tomaba como mito urbano. En el 2003 -penúltimo año de gobierno de Yarrington- se supo formalmente de un enfrentamiento de Los Zetas en Matamoros contra miembros de la banda de Los Texas, que comandaba Arturo Herrera.

Ese mismo año, el Ejército detiene a Osiel Cárdenas Guillén y entonces Los Zetas, al mando de El Lazca, se unen con el hermano del capo, Ezequiel, Tony Tormentas.

La alianza duró hasta el 2008. Después de una operación fallida contra del Cártel de Sinaloa para apoderarse del estado de Guerrero, Los Zetas terminan la relación e intentan convertirse en un cártel de las drogas.

En el 2005, el gobierno de EU alertó al presidente Vicente Fox sobre el crecimiento y fortalecimiento de Los Zetas y acerca de las presuntas relaciones de este grupo con la clase política tamaulipeca y el Gobernador Tomás Yarrington.

El entonces Procurador General de la República, Daniel Cabeza de Vaca, desestimó el informe y afirmó que Los Zetas no existían.

No se sabe cuántos hombres integran este grupo armado que encabeza Lazcano; académicos calculan que al menos 10% de los desertores del Ejército en los gobiernos de Fox y Felipe Calderón -aproximadamente 120,000 elementos- operan para el crimen organizado.

Tomás Yarrington es acusado de recibir sobornos del narcotráfico y por blanquear dinero con prestanombres en el sector inmobiliario.

El escándalo que involucra al priísta estalló en mayo, cuando la Fiscalía de Texas informó que compró propiedades por unos 7 millones de dólares, presuntamente provenientes de sobornos de cárteles de las drogas. (Con información de Jaime Ramírez)

LOS MALPORTADOS

  • Óscar Flores Tapia, exgobernador de Coahuila, fue acusado de enriquecimiento ilícito durante su mandato (1975-1981). Tuvo que renunciar a su cargo y fue sometido a juicio político.
  • Mario Villanueva, exgobernador de Quintana Roo (1993-1999), fue acusado de permitir operaciones del Cártel de Juárez que comandaban en Cancún Ramón Alcides Magaña y Juan Esparragoza. Fue extraditado a Estados Unidos, donde se declaró culpable de lavar dinero del narco. Será sentenciado a finales de octubre.
  • Eugenio Hernández, exgobernador de Tamaulipas (2005-2010), está presuntamente implicado en una red de lavado de dinero. En mayo de este año, la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada emitió una orden de localización.
  • José Reyes Baeza, exgobernador de Chihuahua (2004-2010), fue investigado por brindar protección al Cártel de Juárez. Según las acusaciones, recibió apoyos económicos de narcotraficantes cuando fue alcalde de Chihuahua.
  • Manuel Cavazos Lerma, exgobernador de Tamaulipas (1993-1999), fue acusado de ocultar los negocios de Tomás Yarrington, también se le señaló por su posible vínculo con prestanombres y negocios del crimen organizado.
  • Narciso Agúndez Montaño, exgobernador Baja California Sur (2005-2011), fue acusado de peculado, abuso de autoridad, coalición de servidores públicos, falsedad en declaración y coparticipación en conductas ilícitas de funcionarios.

El exgobernador ha sido señalado desde mayo, aunque hasta ahora, con las pruebas recabadas , se puede proceder: Marisela Morales. Foto: Notimex