Estados Unidos informó que está avanzando tanto en el proceso de aprobación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y en la aplicación de aranceles a las importaciones de productos mexicanos, aunque reiteraron que México debe trabajar más respecto al tema migratorio.

Tal mensaje fue difundido este lunes por el secretario de Comercio, Wilbur Ross, luego de su reunión con la secretaria de Economía de México, Graciela Márquez, en el Departamento de Comercio de los Estados Unidos, en Washington, DC.

“Hoy, me reuní con la Ministra de Economía de México, Graciela Márquez, para discutir el comercio bilateral y el plan en curso de Estados Unidos para aranceles a productos mexicanos al 5%. También discutimos los próximos pasos para el Acuerdo entre Estados Unidos, México y Canadá. Reiteré el mensaje del Presidente (Donald Trump) de que México debe hacer más para ayudar a los Estados Unidos a abordar la inmigración a través de nuestra frontera compartida”, dijo Ross en un comunicado.

En tanto, el gobierno de México publicó un posicionamiento en el que reitera su compromiso de diálogo con el gobierno estadounidense para llegar a un común acuerdo, y enfrentar los efectos negativos derivados de los flujos migratorios que afectan a ambas naciones y a la región.

La semana pasada, Trump anunció aranceles de un 5% a partir del 10 de junio a todos los bienes provenientes de México, los que irán subiendo gradualmente si su vecino no detiene el flujo de inmigración de Centroamérica a Estados Unidos.