Es un error que el presidente Andrés Manuel López Obrador realice una gira de trabajo para visitar al presidente de Estados Unidos, Donald Trump y no cumpla una agenda paralela para encontrarse con los migrantes mexicanos que viven en esa nación, afirmó Eunice Rendón.

La exdirectora del Instituto de los Mexicanos en el Exterior dijo que hay varios elementos que llevan a pensar que no es el mejor momento para que el mandatario mexicano vaya a Estados Unidos, entre ellos la pandemia de Covid-19 que ha obligado a las autoridades a realizar eventos públicos mediante videollamadas.

Indicó que, ya que el viaje se va a hacer, lo que no ha quedado claro es por qué no se buscó un encuentro con la comunidad migrante.

Destacó que, para muchos integrantes de la comunidad mexicana en esa nación, Andrés Manuel López Obrador significa todavía una esperanza de que sus demandas al gobiero se cumplirán.

Muchos tienen altas expectativas del gobierno actual; sin embargo, ha sido complejo para ellos enfrentarse a que programas como el 3x1 Migrante, el Somos mexicanos y varios más, que había de apoyo a los connacionales, desparecieron o los dejaron con muy poco presupuesto”, dijo Rendón.

Esa situación, añadió, tiene a mucha de la comunidad migrante enojada, pero aún con eso, de todas formas, un buen número de ellos siguen confiando en él.

En ese tenor subrayó que, para un Presidente mexicano visitando Estados Unidos, y en la relación bilateral, la prioridad siempre debe ser la comunidad mexicana radicada en esa nación, más que, en este caso, fue algo que, cuando estaba en campaña, López Obrador siempre les prometió a los connacionales asentados en el vecino país del norte.

La especialista expuso que, si bien en este viaje el tema es meramente económico, es muy importante que, en algún punto de la agenda, quede de manifiesto esta prioridad, porque, de lo contrario, va a ser muy triste por todo lo que significa.

Dijo que, a diferencia de Peña Nieto, el presidente, Andrés Manuel López Obrador es una esperanza para los migrantes y sus familias que no habían sido tomados en cuenta dentro de la lógica gubernamental de sexenios anteriores y la gran mayoría de los migrantes lo apoyaron en su momento, sin embargo, el apoyo a este sector no se ha consolidado y la visita puede terminar por empeorar los ánimos de muchos de ellos.

Si no vemos en la agenda un tema más humano en la agenda y viendo al centro de esta relación a los migrantes y una reunión con ello, creo que va a ser desafortunada la visita. 

Esta gira de trabajo del mandatario mexicano les duele, porque Trump ha sido un personaje racista xenófobo, que ha maltratado a nuestros migrantes, peor que cualquier presidente de Estados Unidos.

Recalcó que para que se justificara o fuera menos criticada la estancia de López Obrador en territorio estadounidense, debería haber una reunión con gente de los 38 millones de mexicanos de primera, segunda y tercera generación que radican en Estados Unidos.

Dijo que ante las circunstancias en que se dará el viaje dependerá de lo que le diga a Trump y si sólo es para agradecerle, entonces sí será difícil que sea bien visto por los mexicanos de acá y de allá de ese lado de la frontera.

Recordó que el presidente estadounidense ha tratado que varios presidentes vayan a visitarlo y no había caído ninguno en ese juego, con el objeto de incrementar su popularidad, la cual, en el caso de los latinos ha caído 10 puntos respecto de los niveles de la campaña pasada.

Con ese grado de popularidad, no extraña que quiera que el presidente López Obrador vaya; lo que extraña es que le demos el gusto, indicó.

Por otra parte, la especialista en asuntos migratorios dijo que no hay que perder de vista que existe la posibilidad de que gane la elección el exvicepresidente Joe Biden.

[email protected]

kg