El uso de un arma de fuego por parte de un agente de la patrulla fronteriza, que mató al niño Sergio Adrián Hernández, viola un acuerdo entre México y Estados Unidos en el que se determina que sólo se usarían balas de goma en contra de inmigrantes.

Según el investigador del departamento de Relaciones Internacionales del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey, el doctor Luis Guillermo Colín, en junio del 2001, se estableció el Plan de Acción para la Cooperación y Seguridad Fronteriza, en el que EU se comprometía a no utilizar armas letales cuando tratara de detener inmigrantes indocumentados.

Sí, se implementó (el acuerdo), incluso se criticó el hecho de la utilización de esas balas de goma, por que si llegaban a dañar a una persona, lo que sucede es que hoy, entre el cambio de gobierno de uno y otro Presidente hubo un movimiento distinto en donde ahora ya tienen posibilidad de traer arma. Eso lo tendrá que decir la investigación, porque puede ser que no sea un arma oficial de cargo, sino un arma personal, que trajera este miembro de la patrulla .

¿Entonces sí se llegó a implementar y se está violando?

Sí, se está violando o finalmente es probable que el gobierno de EU haya dicho que no está de acuerdo con respetarlo, pero no hay información oficial al respecto, entonces no ha habido alguna declaración o informe de la Secretaría, donde diga el estatus actual de ese acuerdo .

Sobre la relación bilateral, el especialista expresa que si bien no se verá dañada entre ambos países, sí pone en la mesa un tema delicado más, que se junta con el de cooperación en seguridad y la reforma migratoria.

Es necesario que la actuación de la patrulla fronteriza se revise con mayor detalle y que haya una indicación del Ejecutivo (estadounidense), para que ésta en sus detenciones tenga mayor vigilancia a los derechos humanos .

obrito@eleconomista.com.mx