La fracción parlamentaria de Morena en la Cámara de Senadores promueve un paquete de reformas para terminar con el nepotismo y amiguismo en el Poder Judicial de la Federación.

Desde la tribuna, el senador Cruz Pérez Cuéllar citó que de acuerdo con la investigación denominada “El déficit meritocrático, nepotismo y redes familiares en el Poder Judicial de la Federación”, 51% de los jueces y magistrados tiene al menos un familiar laborando en su propio circuito.

A los jueces y magistrados, abundó, se pagan altos sueldos, hay un derroche de recursos y un escándalo en materia de nepotismo, por lo que urge reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial de la Federación.

La enmienda busca precisar que los aspirantes a alguna categoría en el Poder Judicial deberán hacer pública su declaración de intereses, que deberá incluir los vínculos familiares y de afinidad con integrantes de ese poder.

“Que con toda transparencia los que aspiren a ser parte del Poder Judicial, en su declaración de intereses, nos digan cuáles vínculos familiares tienen en el mismo poder”, explicó.

Se intenta, además, establecer en el artículo 131 que serán causas de responsabilidad para los servidores públicos del Poder Judicial realizar o gestionar indebidamente nombramientos, promociones o ratificaciones cuando exista un interés personal, familiar o de negocios en el caso, o pueda derivar alguna ventaja o beneficio para él, para su cónyuge o parientes consanguíneos o por afinidad hasta el cuarto grado.