La coordinadora de política social del equipo de transición, Rosario Robles, garantizó una estrategia de nueva generación a través de cinco ejes para reducir la pobreza: crecimiento del Programa Oportunidades; un padrón único de beneficiarios para evitar duplicidades; reducción de 70 a 65 años la edad para que adultos mayores reciban apoyos; la transversalidad de los programas con la seguridad de salud, educación y empleo, y concientizar a quienes padecen pobreza de que no dependan de los apoyos de gobierno.

Al término de un encuentro con senadores del PRI, Rosario Robles dijo que la reunión que tuvo ayer con el secretario de Desarrollo Social, Heriberto Félix Guerra, fue para definir los criterios con los que el gobierno presidencial de Enrique Peña Nieto realizará un padrón único de beneficiarios, a efecto de que no existan personas que reciban doble o triple beneficio a nivel federal, estatal y municipal.

Informó que el Programa Oportunidades no desaparecerá, sino que incluso presentará un crecimiento. Será una política social de nueva generación, evidentemente, irá más allá de un enfoque asistencialista, que se incorporará una parte participativa muy importante, la participación social, la participación de la gente. En eso estamos trabajando , dijo Robles.

¿Enrique Peña recibirá un país con más pobres?, se le preguntó.

México es un país de pobreza y de desigualdad. Habrá que trabajar muy intensamente en ese sentido.

A su vez, la senadora priísta Angélica Araujo explicó que buscan que se les ayude no porque sientan que la pobreza los hace sujetos de ayuda por programas sociales, y que ya no será Programa 70 y más, sino que se modificará con el fin de que la ayuda social sea a partir de los 65 años para los adultos mayores.

[email protected]