En el Partido de la Revolución Democrática la corriente que mantiene la dirigencia (Nueva Izquierda) diseñó los lineamientos para transformar el instituto político como fuerza de izquierda y contempla mostrar la imagen de moderado y deslindarse de actitudes radicales y violentas.

Y es que la imagen de radical la adoptaría Morena, después de que la autoridad electoral le otorgue el registro como partido político.

Para la catedrática de la Universidad Autónoma Metropolitana María Eugenia Valdés el PRD sólo tiene la opción de transformarse, pues la bandera de los movimientos sociales pertenece a Morena.

Es de resaltar que una encuesta de Consulta Mitofsky, exhibida el año pasado, muestra que Morena al aparecer en el plano político -como opción de partido- arrancó con opiniones negativas. Según el sondeo 28.7% lo rechaza. A pesar de que todavía no cuenta con el registro ya se ubica en el cuarto lugar de partidos (de ocho) con opiniones negativas.

Los lineamientos de Nueva Izquierda indican que se debe fortalecer una campaña de difusión de la línea política del partido y corriente interna, para deslindarse de otras organizaciones partidarias de derecha, como el PRI y PAN, y de otras que asumiéndose de izquierda contradicen los principios de una izquierda democrática .

Y es que según las líneas estratégicas el objetivo es mostrar a un partido que confronta con ideas, programas, tolerante e incluyente.

Como se recordará, derivado del conflicto electoral en 2006 el PRD fue multado debido a las dos tomas de la tribuna de la Cámara de Diputados y el bloqueo de Paseo de la Reforma. En los dos primeros casos impidió el último informe de Vicente Fox y puso en riesgo la protesta del presidente electo. Además instauró el llamado gobierno legítimo .

Los lineamientos advierten que los servidores públicos y representantes populares emanados del PRD deberán ajustar sus decisiones a la línea perredista, pues de lo contrario la corriente se deslindará.

POCAS OPCIONES AL PRD

La especialista en procesos electorales de la UAM María Eugenia Valdés Vega reconoció que el PRD atraviesa por una crisis.

La decisión de adoptar lineamientos para deslindarse fue obligatoria, pues el movimiento social –que fue la base de su fundación- lo tiene ahora Morena. La apuesta por una plataforma política que los desvincule con el movimiento social va en contra de una de las raíces del partido y eso le podría generar fugas .