El gobierno federal tiene identificadas las zonas de riesgo para el próximo proceso electoral y en unas 65 reuniones con gobernadores, representantes de partidos políticos, INE y municipios las “regiones están claras, son: Guerrero en algunas de sus zonas; Jalisco con presencia de un grupo criminal violento; Guanajuato con los huachicoleros; Veracruz en unas de sus zonas, y Tamaulipas en la parte norte”, expresó Alfonso Navarrete Prida.

En entrevista, al término de un evento de la PGR, al insistir sobre focos rojos, explicó el secretario de Gobernación que “no tienen que ver con lo electoral o el debate político, sino con condiciones de seguridad y combate contra organizaciones criminales y, desde luego, se están tomando las previsiones necesarias para que sea una jornada electoral copiosa, limpia y transparente para que los mexicanos definan su futuro con confianza”.

“Hay absoluta garantía que eso va a ocurrir, estamos trabajando en ello”, abundó en relación a los asesinatos de candidatos municipales y federales, al comentar que “estamos apoyando subsidiariamente a los gobiernos locales que así nos lo solicitan, para que tengan mejores condiciones en el desarrollo de los procesos electorales y, sobre todo, condiciones de seguridad y en la detención de quienes infrinjan la ley”.