El diario británico The Guardian publicó ayer una investigación en la que revela la existencia de una unidad secreta dentro de Televisa, la cual estaba comisionada a crear videos para promocionar al ahora candidato presidencial priísta, Enrique Peña Nieto, y a su partido, y al mismo tiempo desacreditar a los rivales del PRI en el 2009.

Los documentos del diario sugieren que el equipo, denominado Handcock -nombre clave para el candidato y su equipo- distribuyó los videos a miles de direcciones de correo electrónico y los publicó en Facebook y YouTube.

De acuerdo con The Guardian, los documentos, que consisten en copias escaneadas de los contratos firmados (...), sugieren que las filiales de Televisa y ejecutivos de Televisa participaron en el proyecto, poniendo a sus empleados y conocimientos a trabajar en beneficio de Peña Nieto (...).

El diario indica que fuentes cercanas a Televisa aseguraron que la cadena contrataba a otras compañías para la producción de los videos. Entre ellas se menciona a Zares del Universo. De acuerdo con uno de los contratos (...), una subsidiaria de propiedad absoluta de Televisa llamada Comercio Más SA De CV, encargó a Zares una serie de videos de corta duración a un costo de 1 millón 722,000 pesos.

El contrato está firmado por Jorge Agustín Lutteroth Echegoyen, vicepresidente y contralor de Televisa (...) En este caso, el ‘cliente’ se identifica como Handcock , publica el diario.

Esta nueva publicación inflama la polémica entre los dos titanes de las comunicaciones, surgida hace tres semanas.

El 7 de junio se desató la controversia cuando el rotativo publicó un informe, firmado Jo Tuckman, basado en una gran cantidad de documentos que parecen mostrar que Televisa vendió una cobertura favorable a Enrique Peña Nieto.

La televisora envió una carta al periódico inglés en la que desestimaba las acusaciones como difamatorias, ponía en duda la autenticidad de los documentos y exigía una disculpa.

The Guardian acordó publicar la carta de Televisa.

El 8 de junio The Guardian da a conocer cables filtrados por WikiLeaks en los que funcionarios de EU expresan su preocupación acerca de que Peña Nieto haya pagado por cobertura favorable.

Y ayer, el diario acompañó su investigación sobre el equipo Handcock con un reportaje en el que vincula al crecimiento de Televisa con su relación con los gobiernos del PRI desde 1930. Era una relación simbiótica. Cada lado ayudaba al otro a mantener su monopolio , cita el diario a Andrew Paxman, coautor de El Tigre, biografía de Emilio Azcárraga Milmo.

Televisa respondió ayer a The Guardian afirmando que no se dejará amedrentar.

[email protected]