El candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (Morena, PT y PES) se pronunció por un “rescate del petróleo” y una “intervención” urgente en Petróleos Mexicanos (Pemex) para impedir una crisis en la industria, al grado que México tenga que importar petróleo. Sin embargo, el aspirante presidencial aseguró que su idea no es expropiar nada.

En un mitin en Ciudad del Carmen, Campeche, una región petrolera, López Obrador sentenció que “todo ha empeorado” en esa industria a partir de la aprobación de la reforma energética.

“(El complejo de) Cantarell está en picada. Así, agotándose por completo. Durante 40 años Cantarell le dio petróleo a México y se vendió petróleo por miles de millones de dólares. Acabaron ya... están por terminar con este yacimiento. ¿Qué hicieron estos tecnócratas? Acabaron la industria petrolera. Va, así, en picada la industria petrolera.

“Todavía en el 2004 la producción petrolera era de 3 millones 400,000 barriles diarios; ahora 2 millones 100,000 barriles diarios. Más de 1 millón y medio de barriles diarios han dejado de producir, tan sólo en el gobierno de (Vicente) Fox, de (Felipe) Calderón y de (Enrique) Peña Nieto. Son, además de corruptos, ineficientes. No le han servido al pueblo de México, no le han servido a la nación”, sentenció.

Por ello el político tabasqueño argumentó necesaria una “intervención” urgente en la industria petrolera nacional para evitar que México tenga que importar petróleo crudo del extranjero.

“Aquí aprovecho para decirles que tenemos que intervenir pronto la industria petrolera, porque si sigue la tendencia, se va a acabar todo y vamos a terminar comprando petróleo crudo en el extranjero. Estamos a punto de caer en esa crisis, todavía de mayor gravedad, el que tengamos los mexicanos que comprar la materia prima, que tengamos los mexicanos que comprar el petróleo, porque se dejó de invertir para la exploración; para la perforación de pozos; se contaminaron con gas los yacimientos de la sonda de Campeche, desde que pusieron la planta de nitrógeno para reactivar los pozos, y es la zona donde más se quema gas a la atmósfera, se desperdicia el gas, y a estos corruptos no les ha importado nada.

“Por eso tenemos que intervenir todos; todos tenemos que ayudar. Después del 38, después de que el general (Lázaro) Cárdenas expropió el petróleo, se fueron los extranjeros, y dejaron como condena que no íbamos a poder los mexicanos echar a andar la industria petrolera, y los trabajadores, los técnicos mexicanos pudieron sacar adelante en ese entonces la industria petrolera. Ahora vamos a hacer lo mismo, nos vamos a unir todos, trabajadores, técnicos y vamos a volver a levantar la industria petrolera, y aquí va a comenzar el rescate del petróleo porque aquí en Ciudad del Carmen va a estar la oficina central de Pemex. Vamos a descentralizar el gobierno federal, y la Secretearía de Energía va a estar en Villahermosa, la Comisión Federal de Electricidad en Chiapas”, comentó.

No es expropiación, dice

Luego, en entrevista, el candidato López Obrador fue cuestionado a qué se refería cuando utilizó la palabra “intervención”, a lo que el político tabasqueño dijo que no está pensando en expropiación.

Afirmó que más adelante dará a conocer un plan específico para lo que denominó el rescate de la industria petrolera nacional, y descartó dar mayor información por el momento. “No es expropiación”, dijo concreto.  

jmonroy@eleconomista.com.mx