El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que seis mexicanos murieron en el tiroteo de El Paso, Texas registrado el sábado 3 de agosto.

“Yo ayer lo di a conocer antes que otros porque me enteré, a pesar del hermetismo que manejaron este asunto en Estados Unidos, de que habían muerto, de los 20, tres mexicanos, pero hoy desgraciadamente ya el informe que dio el FBI, que no querían que se conociera porque entendemos están haciendo las investigaciones, lo lamentable es que se confirma que son seis mexicanos los que perdieron la vida y siete heridos en El Paso, Texas", dijo el mandatario.

Al visitar el Hospital Rural Huetamo, en Michoacán, López Obrador expresó su rechazo al uso de armas de fuego, dejar de lado la discordia, y volvió a utilizar su frase de campaña: “Abrazos, no balazos”.

“Expresar mis condolencias, porque ayer perdieron la vida estadounidenses y mexicanos en El Paso, Texas, por un tiroteo que llevaron a cabo, llevó a cabo, según la información, un joven con un arma de alto poder y perdieron la vida 20 seres humanos.

López Obrador dijo que el gobierno federal ya avisó a los familiares de los mexicanos fallecidos y lesionados, y les pidió a los gobernadores de donde eran originarios las víctimas, que se ayude en todo en estos momentos difíciles.

“Nuestro abrazo, nuestra sincera solidaridad para los familiares de las víctimas. Hemos estado pendientes desde que sucedieron estos casos lamentables, hemos estado al tanto. He estado dando instrucciones al secretario de Relaciones Exteriores y al cónsul que tenemos en El Paso, Texas”, comentó.

Destacó que pidió al canciller Marcelo Ebrard que, a pesar del dolor, de la indignación, “actuemos con mucha responsabilidad. En Estados Unidos hay elecciones, están en campaña y hay un proceso electoral, y nosotros no queremos inmiscuirnos en asuntos internos de otros países. Vamos a seguir manteniendo los principios de no intervención y autodeterminación de los pueblos”.

López Obrador aseveró que estos hechos demuestran “que no deben de enfrentarse los problemas sociales con el uso de la fuerza y con la incitación al odio.

“Tenemos que buscar resolver, en todas partes, nuestros problemas con la fraternidad universal, aplicando esa frase bíblica, pero también utilizada desde antes de Jesús Cristo, esa frase según la cual debemos ayudarnos unos a otros, la frase del amor al prójimo, nada por la fuerza, nada con la violencia.

“Tenemos que serenar a los países, al mundo, con la justicia. Tenemos que lograr la paz, eso es lo más importante.

“Nada del uso de armas de fuego, armas destructivas. Amarnos, querernos unos con otros, no odiarnos, hacer a un lado la discordia, buscar siempre la unidad de todos los seres humanos. Abrazos, no balazos”, finalizó.

En tanto, la mañana de este domingo, Ebrard dijo en un video publicado en Twitter que el gobierno federal tomaría acciones legales "prontas, expeditas y contundentes" para exigir la protección de sus ciudadanos en Estados Unidos.

Un hombre armado abrió fuego el sábado contra las personas que estaban en el Walmart de El Paso, la tienda estaba llena de clientes en su mayoría hispanos.

Foto: AFP
Foto: AFP

El tirador mató a 20 personas e hirió a otras 26 antes de entregarse. La policía investiga un manifiesto, que se le ha atribuido y circula en internet y en el que el autor habla de "una invasión hispana de Texas" y evoca la masacre perpetrada por un supremacista blanco en mezquitas en Christchurch, Nueva Zelanda, el 15 de marzo, que dejó 51 muertos.