En México, la impunidad en los casos de homicidios dolosos llegó a 89% durante 2018, es decir, sólo uno de cada 10 casos se resolvieron.

Al presentar la tercera edición del estudio “Impunidad en Homicidio Doloso en México”, la organización Impunidad Cero señaló que mientras en 2006 se estimaba una impunidad de 59.4%, para llegar a su nivel más bajo en 2007, cuando la impunidad fue de 54.7%, fue a partir de ese año que la impunidad ha ido en aumento, en coincidencia con el aumento de la violencia en México.

“Entre 2010 y 2014 los niveles de impunidad se mantuvieron estables, pero a partir de 2015 se observa nuevamente una tendencia al alza, la cual coincide con el año en que la tendencia de la tasa de homicidios en México aumentó considerablemente”, señala el informe.

Por lo que en los últimos cuatro años la impunidad en los asesinatos ha mantenido una tendencia al alza. Para 2015 la impunidad se estimó en 81.3%; en 2016 en 86.6%; en 2017 llegó a 89.5% y para 2018 a 89 por ciento.

“Esto implica un retroceso de casi diez puntos porcentuales en los últimos años, mientras que la violencia ha aumentado en términos de número de víctimas en 16.1 por ciento. Este nivel de impunidad explica la escasa capacidad de disuasión del sistema penal sobre el crecimiento de la violencia”, indicó el estudio.

Y agregó que desde hace un par de años quedó evidenciado que la política legislativa ensayada en México de aumentar las penas a los delitos más frecuentes y de mayor impacto, tiene un efecto irrelevante, mientras no se incremente la probabilidad de captura y de sanción.

En México, la entidad donde existe una mayor impunidad en homicidio doloso es Morelos, con 99.6%, seguido de Chiapas (99.0%), Oaxaca (97.8%), Nayarit (97.7%) y Quintana Roo (96.6%).

Las entidades con menor impunidad son:

  • Yucatán (27.1%)
  • Aguascalientes (45.5%)
  • Nuevo León (61.0%)
  • Durango (64.8%) 
  • Hidalgo (71.7 por ciento)

Mientras que hace tres años sólo tres estados presentaban más de 91% de impunidad para este delito y la entidad con mayor impunidad en homicidio era Oaxaca, con 97 por ciento.

Sin embargo, en el indicador de este año, once estados exceden 91% de impunidad y siete rebasan 95 por ciento. Siendo Yucatán el único que está por debajo de 30%, aunque en años anteriores había alcanzado impunidad cero para este delito.

La Ciudad de México fue una de las entidades con el mayor aumento en términos porcentuales, al pasar de 65.8% a 86.7%; caso similar al de Quintana Roo, que pasó de 79.1% a 96.6%. Por otro lado, Nuevo León bajó sus niveles de impunidad de 74.8% a 61.0%, así como Michoacán, de 89.1% a 78.1%. En la mayoría de las entidades las variaciones fueron ligeras entre este ejercicio y el anterior, muestra el documento.

Ante la falta de información concreta del total de personas condenadas por homicidio, que en el caso de México tiene como último corte cifras de 2013, la organización Impunidad Cero indicó que fue necesario utilizar datos recopilados vía información pública nacional y solicitudes de acceso a la información sobre sentencias condenatorias por este delito, por lo que alertó que cada vez es más difícil acceder a información confiable sobre condenas en México, ya que es necesario  solicitar a cada una de las entidades federativas dicha información.

Por último, la organización social llamó al gobierno federal a priorizar la reconstrucción de la capacidad de investigación criminal, particularmente para los delitos de alto impacto, pues las fiscalías y procuradurías del país, como el resto de las instituciones, trabajan con recursos limitados, tanto humanos como materiales, por lo que deben optimizarse los procesos y modelos de gestión a fin de aumentar su efectividad.

kg