El presidente de la Comisión de Seguridad del Senado, Omar Fayad, sepultó la idea de reformar leyes para regular o castigar a los autodefensas en el país, pues concluyó que el surgimiento de los grupos armados se encuentra en el ámbito operativo del gobierno y no en la esfera legislativa.

En abril del año pasado, Fayad Meneses anunció que se reuniría con varios especialistas en materia de seguridad para revisar si la presencia de los autodefensas implicaba alguna reforma. Entre los especialistas a consultar se encontraba el general colombiano Óscar Naranjo. Por cuestiones propias de seguridad, las consultas fueron privadas y un grupo de legisladores se reunió con representantes de las fuerzas armadas, reveló el Senador priísta. Naranjo ya no fue consultado.

La conclusión, dijo a El Economista, es que el Senado no se puede meter en temas que le competen de forma operativa al gobierno tanto federal como local, así que no habrá reforma que abarque el surgimiento ni la operación de los grupos armados que han tomado auge en el país.

Aseguró que los legisladores de los otros partidos no quieren cambiar el principio referente a que nadie se puede hacer justicia por su propia mano, por ende los autodefensas actúan de forma ilegal.

El tema es muy delicado, requiere pies de plomo y que de veras los agentes operativos que tienen la información, la inteligencia y los análisis hagan su chamba y nosotros nos mantengamos en el ámbito de lo legislativo. El Senado de ninguna manera tiene en su agenda discutir el principio relativo a que nadie se puede hacer justicia por su propia mano , comentó.

Fayad pidió no confundir a los autodefensas con los policías comunitarios porque estos últimos se coordinan con las autoridades municipales para salvaguardar algunos bienes de la comunidad, pero no son grupos armados que combaten a los narcotraficantes.

Por su parte, el senador panista, Ernesto Cordero, durante una gira por Michoacán, consideró: La proliferación de grupos de autodefensa se debe a la incompetencia del PRI en el gobierno estatal y a la omisión en que ha incurrido el gobierno federal ante los múltiples llamados para defender a la ciudadanía y garantizar el Estado de Derecho .

La situación ha empeorado, cada día se pierde gobernabilidad y se deterioran enormemente las condiciones de seguridad en Michoacán, y por eso desde el Senado seguiremos exigiendo a las autoridades para que asuman su responsabilidad. Es inadmisible que cada vez más comunidades sufran este problema, lo que debe haber es un Estado que garantice la paz en las comunidades michoacanas , expresó, luego de los recientes enfrentamientos en la entidad.

Silvano Aureoles

Urge solución integral para Michoacán

Ante la situación de inestabilidad que prevalece en Michoacán, urge encontrar una solución integral al problema en los distintos órdenes de gobierno a nivel federal y estatal, afirmó Silvano Aureoles Conejo.

El coordinador de la diputación federal del PRD y excandidato de ese partido a la gubernatura de aquella entidad llamó a las autoridades a realizar, en el marco de sus respectivas atribuciones, las acciones necesarias que garanticen tranquilidad y paz a los michoacanos para que puedan hacer sus actividades diarias de manera normal.

Lo que sucede en Michoacán, consideró el también Presidente de la Junta de Coordinación Política, debe preocupar a todos, en particular a las autoridades con mando de fuerza y responsables de la estrategia de seguridad.

Los michoacanos tienen el deseo y la necesidad de hacer sus actividades normales(...). No se puede apostar a que la ciudadanía conserve su paciencia y se acostumbre a ver estos hechos como normales’’, abundó en referencia a los acontecimientos de los últimos días. (Con información de Rolando Ramos)