Por enésima vez se difirió, ahora para pasado mañana, la convocatoria a la sesión ordinaria del pleno de la Cámara de Diputados en que se pretende aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación para el ejercicio fiscal del 2020.

Contrario a lo que sostuvo durante todo el día, Mario Delgado Carrillo, presidente de la Junta de Coordinación Política (JCP) y coordinador del grupo parlamentario del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena), la bancada mayoritaria en la Cámara Baja informó anoche de la posposición de la referida sesión.

Pero insistió en que los 500 diputados federales sesionarán en la sede legislativa de San Lázaro, sitiada desde hace más de ocho días por integrantes de organizaciones de agricultores que demandan incremento presupuestal y han impedido el ingreso.

De acuerdo con la nueva ruta, la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública sesionará el próximo viernes a las 8 de la mañana para aprobar el dictamen del proyecto presupuestal del próximo año, que de inmediato se sometería a la discusión y aprobación del pleno cameral.

A media tarde y sin que hubiera acuerdo alguno con los dirigentes de las organizaciones de agricultores que mantienen el bloqueo en San Lázaro, el diputado federal morenista y Laura Rojas, presidenta de la Mesa Directiva, aseguraron, en conferencia de prensa conjunta, que la sesión para la aprobación presupuestal sería hoy y en la Cámara Baja porque no habría sede alterna.

Tras una reunión con la JCP, máximo órgano de gobierno integrado por los coordinadores de los ocho grupos parlamentarios representados en el Poder Legislativo, la diputada federal panista declaró:

“Solamente confirmarles que se mantiene nuestra convocatoria para sesionar el día de mañana (hoy). Vamos a seguir tratando de hacerlo en la Cámara de Diputados, en nuestra casa”.

Rojas Hernández anunció que no solicitaría a las autoridades apoyo policial para garantizar hoy el ingreso de los diputados federales a la sede legislativa.

“La presidenta de la Cámara, ni ningún diputado, vamos a pedir que haya un uso de la fuerza pública que vaya a provocar una confrontación. Eso no lo vamos a hacer. Estamos apostándole al diálogo. Yo espero que haya sensibilidad por parte de las organizaciones para que la Cámara pueda cumplir con su obligación constitucional”.

Por la noche se supo que no hubo sensibilidad de los inconformes.

[email protected]