Durante el 2014, una de las reformas ambiciosas que presentará el gobierno de Enrique Peña Nieto será la creación de un Sistema Nacional de Salud Universal.

Se ha construido un amplio Sistema Nacional de Salud. Sin embargo, éste se caracteriza por estar fragmentado en múltiples subsistemas, donde diversos grupos de la población cuentan con derechos distintos. En (el) 2012, aproximadamente uno de cada cuatro mexicanos no contaba con acceso en algún esquema de salud , se argumentó en el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 del gobierno federal.

Entre las líneas de acción que proyecta la administración actual para construir un Sistema Nacional de Salud Universal, está garantizar el acceso y la calidad de los servicios de salud a los mexicanos, con independencia de su condición social o laboral.

Asimismo, se pretende fortalecer la rectoría de la autoridad sanitaria; desarrollar los instrumentos para lograr una integración funcional y efectiva de las distintas instituciones que integran el Sistema Nacional de Salud; así como fomentar el proceso de planeación estratégica institucional e impulsar un proceso de información y evaluación.

Finalmente, el gobierno de la República busca contribuir en la consolidación de los instrumentos y las políticas necesarias para una integración efectiva del Sistema Nacional de Salud.

En octubre del 2013, durante la ceremonia del 70 aniversario de la Secretaría de Salud, el presidente Peña Nieto recordó que esta dependencia elaboraría la propuesta para construir el Sistema Nacional de Salud Universal, con el fin de dar cumplimiento al derecho a la protección de la salud como derecho humano, que además consagra la Constitución.

El sistema deberá garantizar a todo mexicano, independientemente de su condición social o laboral, el acceso efectivo y con calidad a los servicios de salud. Para ello contará con un modelo de salud homogéneo que propicie la unificación, así como la integración funcional y efectiva de las distintas instituciones que componen el Sistema Nacional de Salud , dijo entonces el mandatario Peña Nieto.

Como parte del proyecto de presupuesto para el año 2014, la administración federal argumentó que para avanzar en la construcción de un Sistema Nacional de Salud Universal, que garantice el acceso a servicios de calidad para todos los ciudadanos, el monto propuesto en el Programa de Apoyo para Fortalecer la Calidad de los Servicios de Salud incluía asignaciones por 4,113.1 millones de pesos.

[email protected]