Si bien las negociaciones entre el PRI y el PAN van muy avanzadas en la Cámara de Diputados para crear el Sistema Nacional Anticorrupción, el acuerdo no está cerrado aún, por lo que se requiere ser prudentes y no echar las campanas al vuelo, afirmó Fernando Rodríguez Doval.

En Acción Nacional no queremos un sistema cosmético, sino que combata a fondo la corrupción en México .

Entrevistado por El Economista, el representante de Acción Nacional en la mesa de acuerdos sobre las reformas a la Constitución que siguen pendientes en materia de combate a la corrupción confirmó que ya hay acuerdo entre su partido y el PRI en dos de los tres temas torales que trabaron la negociación el pasado jueves, en la recta final del periodo de sesiones ordinarias y que impidieron concretar los cambios.

A la fecha, aclaró, hay grandes avances, pero eso no significa que el tema esté salvado.

Advirtió luego que Acción Nacional no cederá en su exigencia de fortalecer a la Auditoría Superior de la Federación (ASF), tercer punto fundamental en el que todavía no hay acuerdo, y que por tanto sigue encorchetado.

Para el PAN (el fortalecimiento de la ASF) es una parte medular del sistema y ahí todavía no hay acuerdo. Estamos en diálogo, en la mejor disposición, pero todavía falta que lleguemos a una coincidencia en ese tema. El PAN no cederá en el fortalecimiento de la Auditoría. Para Acción Nacional es un tema, no le quiero llamar irreductible, pero sí fundamental, porque si no se fortalece el ente fiscalizador no estaría sirviendo de nada realmente el sistema .

La posición del PAN es muy clara, completó: fortalecer a la ASF para que pueda hacer revisiones y auditorías en tiempo real; es decir, antes, durante y después del ejercicio de los recursos públicos y que pueda, incluso, presentar informes trimestrales y preliminares de sus investigaciones.

Los dos temas en que ya hubo consenso, explicó, consisten en que se eliminará del proyecto de dictamen, que está pendiente de aprobación por parte de la Comisión de Puntos Constitucionales, la integración del Consejo Nacional y del Sistema Nacional de Integridad Pública, que presidiría el presidente de la República con la participación de los gobernadores y otras autoridades.

En la ley secundaria se establecerá algún tipo de mecanismo de coordinación, pero de momento se eliminó la posibilidad de que exista un Consejo. Nosotros estuvimos insistiendo en que no era correcto que existiera un órgano rector del Sistema Nacional Anticorrupción, encabezado por el presidente de la República, y finalmente ya se logró eliminar ese Consejo. Ese es un avance muy importante, pero seguimos buscando acuerdos en otros temas .

Otra petición de Acción Nacional, apoyada por el PRD y que ya fue aceptada por el PRI, amplió, consiste en que los bienes adquiridos por enriquecimiento ilícito sean susceptibles de la extinción de dominio.

Cuestionado respecto del nuevo llamado del presidente Enrique Peña Nieto al Congreso de la Unión para acelerar la creación del Sistema Nacional Anticorrupción, Rodríguez Doval respondió:

Ojalá que su partido le haga caso, porque nosotros hemos presentado la iniciativa en los términos en que la sociedad civil ha demandado, y en su momento la resistencia fue del PRI. Ya hay disposición a lograr un acuerdo y ojalá se concrete. Seguimos trabajando en ello .

[email protected]