En Baja California se violentó el orden constitucional con la reforma que amplía de dos a cinco años el periodo de mandato de Jaime Bonilla, gobernador electo, y la Cámara de Senadores está obligada a intervenir para determinar si se configura la desaparición de poderes, afirmó Jaime Cárdenas Gracia.

Y llamó al diputado federal Porfirio Muñoz Ledo, quien planteó la necesidad de desaparecer los poderes en aquella entidad federativa para restituir la legalidad, a hacer la petición formal a la Comisión Permanente del Congreso de la Unión para que el Senado conozca de las causas del caso.

El constitucionalista, doctor en derecho y exconsejero del Instituto Federal Electoral (IFE), explicó que, de acuerdo con la Ley Reglamentaria de la Fracción V del Artículo 76 de la Constitución, sí procede desaparecer los poderes en Baja California porque, entre otras razones, se contravino el principio republicano que implica que los gobernantes son electos por cierto tiempo.

“Es una facultad exclusiva del Senado determinar si se ha configurado la desaparición de poderes, y si algún ciudadano lo pide no puede el Senado obviar eso. Tendría que tramitar el presidente de la Mesa Directiva el caso.

“Violentar el orden constitucional es motivo de la desaparición de poderes. Para mí eso -ampliar el periodo de gobierno- es una violación. Dice el Artículo 39 de la Constitución que la soberanía reside en el pueblo, y el pueblo cuando concurrió al proceso electoral votó por (un periodo) de dos años, no por cinco años. Otra razón es que las reglas del juego no se pueden cambiar cuando ha ocurrido ya el proceso electoral; por lo menos hay dos violaciones constitucionales muy claras, a los artículos 105 y 39”.

El también investigador de la UNAM y militante de Morena comentó que “lo correcto sería que los propios miembros de Morena rectificaran. Esto está siendo muy costoso políticamente para Morena y el futuro gobierno de Bonilla”.

Consultado al respecto, Ricardo Monreal Ávila, presidente de la Junta de Coordinación Política del Senado, informó que no se había “recibido ninguna petición formal para que la Cámara Alta se pronuncie sobre el tema, en su momento el Senado expresará alegatos para cuidar el pacto federal”.

La senadora bajacaliforniana Alejandra León Gastélum (PT) pidió por escrito al presidente de la Mesa Directiva que el Senado se pronuncie públicamente en contra de la citada reforma.