La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) presentó seis denuncias penales contra 235 personas del servicio público, además de 12 denuncias administrativas contra otros 140 funcionarios por delitos y violaciones graves a derechos humanos durante la investigación de la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa.

El organismo nacional explicó que identificó irregularidades cometidas por personas servidoras públicas, contenidas en la Recomendación 15VG/2018, por lo que presentó el pasado 22 de junio las denuncias y evidencia ante la Fiscalía General de la República para determinar la comisión de delitos y la responsabilidad administrativa de dichas personas.

Detalló que las 12 denuncias administrativas contra 140 personas del servicio público estatal y federal son por el incumplimiento de sus obligaciones de personas servidoras públicas en la investigación de los hechos de Iguala.

Las denuncias penales fueron presentadas contra 82 servidores públicos del orden federal y 34 del estatal actos u omisiones, posiblemente constitutivos de delito.

También contra 114 servidores públicos del orden federal y cinco del estatal por participar en actos de tortura, trato cruel, inhumano y degradante, detención arbitraria y otras violaciones en 65 casos en donde la CNDH acreditó violaciones a derechos humanos, y también se les denunció por la vía administrativa.

Por otra parte, de las 140 personas del servicio público denunciadas por faltas administrativas, 131 del orden federal y nueve del estatal, la autoridad competente determinará la responsabilidad de cada una.

Entre las principales acusaciones se encuentran la denuncia contra el personal policial a cargo de la estación Iguala de la Policía Federal, así como una acusación contra dos agentes de dicha corporación.