El subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación (Segob), Humberto Roque Villanueva, informó que al cierre del 2016 retornarán a México de forma voluntaria o por vacaciones 5 millones de connacionales provenientes de Estados Unidos. Explicó que 3 millones ya ingresaron, y el resto lo hará en diciembre.

Destacó que de ese número, una cantidad aún no cuantificable ya se quedará definitivamente en nuestro país debido a la inseguridad que les provoca las deportaciones masivas que anunció el presidente electo de EU, Donald Trump.

El subsecretario también confirmó que según datos del gobierno de EU, existen 27,000 mexicanos en cárceles de ese país, por lo que estimó que las deportaciones no podrían llegar a los 3 millones como anunció Donald Trump, sino de apenas 1 millón de personas.

En su exposición ante diputados, Humberto Roque dijo que estamos preparados en caso de que la política migratoria norteamericana se radicalice y afirmó que están listos albergues, e incluso no se descarta que el SAT pueda ampliar la franquicia (actualmente en 300 dólares) para que los mexicanos puedan ingresar con su mayor cantidad de bienes.

Por su parte, la aspirante a la Presidencia, Margarita Zavala, dijo en entrevista que le preocupa la percepción que tienen los mexicanos de una parálisis provocada por el miedo ante la llegada de Donald Trump a la Presidencia.

Agregó que cualquiera que hubiese ganado las elecciones de Estados Unidos, Donald Trump o Hillary Clinton, el gobierno mexicano debió realizar una medida precautoria en cuestión de economía. Con cualquiera de los dos candidatos se debió hacer medidas preparatorias en cuestión de economía y comercio, en términos de capacitación, en términos del Tratado De Libre Comercio , acotó.