Con el arranque del proceso electoral del 2021 —que pone en juego 20,868 cargos de elección popular—, ya se vislumbran algunos personajes que podrían bajarse de la Cuarta Transformación para abrirse camino, principalmente, hacia una gubernatura.

Bajo la advertencia del presidente Andrés Manuel López Obrador, para que dejen sus cargos públicos antes de concluir el mes de octubre, ello pese a que ley estipula que tienen 90 días antes del día de la elección, es decir, hasta el 8 de marzo del 2021, figuras como Alfonso Durazo, secretario de Seguridad, quien buscaría la gubernatura de Sonora o Rocío Nahle, secretaria de Energía, para gobernar Zacatecas, se perfilan para cambiar de tareas.

“No queremos que se utilice al gobierno para favorecer a partidos, candidatos, tiene que haber elecciones limpias y libres, y nada de manipulación. Es otra etapa, tenemos compromiso de hacer valer la democracia”, advirtió el mandatario López Obrador hace unos días.

Y es que, según los propios términos del presidente, los integrantes de su administración deben renunciar a sus puestos a más tardar el 30 de octubre.

La normativa

La Constitución mexicana establece que para contender a algún cargo de elección popular, los candidatos no deben ser titulares de alguno de los organismos a los que la Carta Magna otorga autonomía, ni ser secretario o subsecretario de Estado, ni titular de alguno de los organismos descentralizados o desconcentrados de la administración pública federal, a menos que se separe definitivamente de sus funciones 90 días antes del día de la elección, programada para el 6 de junio del 2021.

En tanto, para los comicios del próximo año, entre los cargos de elección de mayor relevancia están 15 gubernaturas: Baja California, Baja California Sur, Campeche, Chihuahua, Colima, Guerrero, Michoacán, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, San Luis Potosí, Sinaloa, Sonora, Tlaxcala y Zacatecas.

Además de la renovación de la Cámara de Diputados y diversos cargos en las 32 entidades del país, convirtiéndose en las elecciones más grandes de la historia de nuestro país.

Es en este contexto que entre los primeros personajes que suenan para contender en los comicios del próximo año están funcionarios de alto nivel como Alfonso Durazo, uno de los pocos que ya confirmó sus aspiraciones para gobernar Sonora, aunque, según el presidente López Obrador, aún no le presenta la renuncia al cargo.

Mientras que, por el mismo cargo, podría competir la medallista olímpica y ahora titular de la Comisión Nacional del Deporte (Conade), Ana Gabriela Guevara.

El nombre de la secretaria de Energía, Rocío Nahle ya suena para contender por el gobierno de Zacatecas y, de hacerlo, podría competir por la candidatura contra el delegado de programas sociales en ese estado, David Monreal, hermano del senador de Morena, Ricardo Monreal Ávila.

En los siguientes días, algunos de los integrantes del gabinete presidencial podrían dejar sus funciones para competir por algún puesto.