Ricardo Cortés Alcalá, director general de Promoción de la Salud, dijo desconocer el número de dosis de la vacuna de Pfizer contra Covid-19 que México dejará de recibir, luego de que el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que su gobierno aceptó la petición de la ONU para reducir sus pedidos del medicamento a fin de que países pobres tengan acceso.

En conferencia de prensa en Palacio Nacional, Ricardo Cortés dijo que el gobierno federal espera que esta reducción en la recepción de vacunas no afecte el calendario previsto por la administración federal para vacunar a la población.  

“¿Cuánto va a disminuir? No lo sabemos; lo que sí podemos asegurar es que vienen otras vacunas y que nuestro país también esta adherido al Mecanismo de Acceso Mundial a las Vacunas contra la Covid-19 (Mecanismo Covax de la ONU) para que no haya un impacto en lo que tenemos planeado en la estrategia nacional de vacunación contra el virus SARS-CoV-2”, dijo.

“Por lo pronto, las próximas tres o cuatro solicitudes de embarque ya se hicieron. Serán de casi 440,000 dosis (cada una). ¿Cuántas dosis menos van a llegar? No lo tenemos definido. Me parece que es un acierto haberlo definido así, porque si todos cooperamos a nivel mundial, esto habla de la política de que todos estamos afectados como mundo.

“Si no ponemos a ver cuántas dosis se han aplicado a nivel mundial, por lo menos más del 90% son en países ricos, de altos, muy altos ingresos. Y este llamado que hace la ONU para empezar a destinar más dosis al mecanismo de Covax, en el que nuestro país está adherido, es también para hacer una distribución más justa y homogénea de esta extraordinaria herramienta para prevenir la enfermedad que es la vacuna contra elcoronavirus SARS-CoV-2”, sostuvo.

Cortés Alcalá dijo que el mecanismo de notificación de reducción de las vacunas se hizo por parte de la ONU a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores, y la decisión la tomó el presidente Andrés Manuel López Obrador.

jorge.monroy@eleconomista.mx

kg