Tras un llamado a quedarse en casa, autoridades federales reportaron este sábado la defunción de 16 personas por coronavirus, mientras que 848 resultaron positivas.

Acompañado de los secretarios de Salud y Relaciones Exteriores, Hugo López-Gatell, subsecretario de Salud, alertó que en la última semana de marzo se ha entrado en un periodo acelerado de aumento de casos de Covid-19, por lo que pidió a la ciudadanía quedarse en casa para contrarrestar los contagios.

Asimismo, llamó al sector privado a que se una con más fuerza a las medidas que ha sugerido el gobierno federal, como es el resguardo masivo en hogares.

López-Gatell enfatizó que las acciones implementadas por el gobierno de México están basadas en evidencia científica y corresponden con las mejores prácticas recomendadas por la OMS, las cuales se han comunicado y sustentado con el marco legal de nuestro país.

No obstante, el funcionario federal consideró que la población debe reflexionar sobre el reforzamiento y cumplimiento real de estas medidas para reducir la velocidad de contagio del virus.

El subsecretario descartó que sea necesario que el presidente de México deba realizarse una prueba para descartar contagio de coronavirus después de que se diera a conocer que el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad, dio positivo al Covid-19.

Cabe señalar que el mandatario mexicano se había reunido el 18 de marzo con el gobernador de Hidalgo.