La Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) informó que en el primer semestre del año fueron robados en total 10,647 automóviles en la ciudad, es decir, un promedio de 70 vehículos por día.

En conferencia de prensa, el titular de la Fiscalía Central de Investigación para el Robo de Vehículos y autotransportes, Leopoldo Martín Vázquez Oropeza, afirmó que los datos demuestran una disminución de este delito apenas de 1% en comparación al 2009.

'Es una disminución marginal pero ha disminuido; las principales zonas donde se están robado los autos son las delegaciones Iztapalapa y Gustavo A. Madero', indicó el funcionario.

Apuntó que del total de los robos registrados, el 40% se comete con violencia; el vehículo más robado sigue siendo el Volkswagen Bora, porque se trata de un auto muy completo, y de un costo menor al de otros similares.

Agregó que desde el 16 de julio del 2008 hasta el pasado 31 de mayo se han desarticulado 72 bandas de robo de vehículos, y se ha detenido a 302 probables responsables, entre ellos 261 hombres, 16 mujeres y 25 menores.

Vázquez Oropeza confirmó que los grupos delictivos han mostrado una evolución notable en su manera de perpetrar los robos, e incluso han adoptado innovaciones tecnológicas como mecanismos que bloquean la señal del localizador satelital de los automóviles.

'Son aparatos que desactivan el localizador, se insertan en el adaptador para el encendedor de cigarros y de esa manera anula el dispositivo satelital; es decir, nos enfrentamos a bandas más organizadas y con mecanismos sofisticados', advirtió.

El procurador destacó a su vez la frecuencia con que se siguen robando vehículos de lujo, principalmente de las marcas BMW y Mercedes-Benz, en zonas como Polanco, Lomas de Chapultepec y Perisur.

'Debido a los mecanismos de seguridad de esos autos, los robos son mas violentos, porque lo que hacen los delincuentes es interceptar a la víctima cuando va llegando a su casa, y entre cuatro o cinco los encañonan para despojarlos de la unidad', indicó el funcionario.

Lo anterior, explicaron, pretende el objetivo de remarcar dichos vehículos para luego sacarlos del país en contrabando, principalmente con dirección a la zona de Centroamérica donde son comercializados en el 'mercado negro'.

RDS